Miércoles 21.11.2018

Duelo de titanes

El 4 de octubre de 1957 la antigua URSS lanzaba el Sputnik. Era el primer intento no fallido

El 4 de octubre de 1957 la antigua URSS lanzaba el Sputnik. Era el primer intento no fallido de poner en órbita alrededor de la Tierra un satélite artificial. Los Estados Unidos se quedaban con un palmo de narices y con su proyecto Vanguard relegado a un segundo plano. Éste fue el primer capítulo de una guerra entre rusos y americanos por la conquista del espacio, donde los primeros llevaron casi siempre la delantera hasta que en 1969 Armstrong puso su huella sobre la luna. Victoria por KO técnico para Estados Unidos.
La historia parece que puede repetirse, aunque en diferente disciplina y protagonistas algo cambiados. Estados Unidos repite pero ahora su contrincante será China. El campo de batalla esta vez será mucho más cercano: la biomedicina. Y el primer asalto ha sido para los chinos. Aunque el gobierno americano había dado luz verde para llevar a cabo un ensayo clínico de CRISPR para tratar tres tipos de cáncer, ha sido China el primer país en ponerlo en práctica.
El oncólogo Lu You de la Universidad de Sichuan pasará a la historia por ser el primero en la historia en realizar un ensayo utilizando esta revolucionaria técnica, que permite la edición del material genético de una forma sencilla. En este caso el paciente ha sido un enfermo de cáncer de pulmón. El equipo de Lu You le extrajo glóbulos blancos para modificarlos, desactivando la proteína PD-1. Ésta es la encargada de impedir que los glóbulos ataquen otras células, algo que aprovechan por las células tumorales para desarrollarse. Ahora habrá que esperar seis meses para saber el resultado de esta nueva terapia, aunque Lu You ya ha avanzado que por el momento el paciente responde satisfactoriamente. Las dudas se centran en la seguridad del procedimiento, ya que de la misma forma que atacan los tumores, también puede que lo hagan con células sanas.
Pero el caso es que China ha tomado la delantera. Ya han sido los primeros también en llevar a cabo modificaciones de genes en embriones humanos no viables y de monos. También tienen previsto en marzo de 2017 llevar a cabo diferentes ensayos con otros tipos de cáncer, como de riñón, vejiga y próstata, aunque por el momento no han logrado ni la financiación ni las autorizaciones. Sea como sea, una emocionante carrera entre China y Estados Unidos por la supremacía en la biomedicina ha arrancado. Hagan sus apuestas.
 

Duelo de titanes
Comentarios