martes 26.05.2020

As novas voces galegas

La joven soprano coruñesa, Lorena Paz Nieto, ha visto su sueño hecho realidad: Ofrecer un recital en A Coruña después de ocho años de formación en la “Royal Academy of Music” de Londres.

La joven soprano coruñesa, Lorena Paz Nieto, ha visto su sueño hecho realidad: Ofrecer un recital en A Coruña después de ocho años de formación en la “Royal Academy of Music” de Londres, donde ha obtenido el  “Andrew Russian Song Prize” por su especialización en la obra vocal de Rachmaninoff que desvela siempre “raras bellezas”. Este sueño vino de mano de “Amigos de la Ópera de A Coruña” dentro del ciclo “ As Novas Voces Galegas”, iniciado en 2006 para promocionar y dar a conocer nuestra cantera de jóvenes cantantes. Lorena Paz participó el año pasado en la segunda edición del “Curso de Interpretación Vocal de Alberto Zedda”, manifestándose sobre el mismo como un curso “increíble y todo el mundo debería aprovechar esta gran oportunidad”. 
Acompañada por el piano de Ludmila Orlova, Lorena Paz, ofreció un programa marcado por la diversidad. En la primera parte interpretó algunos lieder de Richard Strauss –Drei Ophelia Lieder–compuestos sobre textos de Shakespeare cuyas obras proclaman insuperablemente las pasiones y virtudes humanas. De entre ellas Hamlet, su más famosa tragedia de venganza sobre la que se construyeron estos compases musicales. Del compositor y pianista Enrique Granados, sonaron las Tonadillas escritas en estilo antiguo: Amor y odio, El majo discreto y El majo tímido. 
La cantante conquistó con nuestra música gallega, especialmente con Lela versionada esta vez por Fernando Briones, capaz de ampliar elocuentemente el original lenguaje armónico de la partitura. Arias de óperas de Massenet, Rimsky-Korsakov… protagonizaron la segunda parte del concierto que no concluyó sin tres solicitados “bises”.  
Desde estas líneas ferrolterranas desear a la joven intérprete toda suerte en su aventura hecha canción y el reconocimiento al compromiso de “Amigos de la ópera”, apoyando y poniendo en valor a nuestras jóvenes promesas.

Comentarios