Miércoles 12.12.2018

Hay ordenanzas ¿y guardias?

Dicen por ahí que nuestros policías municipales han puesto tropecientas mil multas en los últimos días

Dicen por ahí que nuestros policías municipales han puesto tropecientas mil multas en los últimos días y un servidor, al igual que sus familiares, colegas del gimnasio, vecinos y otros ciudadanos consultados, no ha visto un guardia por la calle desde las hogueras de San Juan .Como soy hombre de fe, creo lo que no veo. Puntualizo: los hay por Riazor ¿para ir al fútbol?, en el Concello, protección y defensa de nuestros queridos ediles y repartidos entre otras dependencias municipales… 

Y es que esta reflexión nos lleva a otra afirmación: ponen esas multas a distancia. Vía satélite. Y es que en el tráfico no. Por ejemplo, en las pasadas jornadas que repintaron los Cantones para agilizar ¿? el tráfico con la incorporación del carril-bici, no había ni uno y lo pueden atestiguar los cientos de ciudadanos que padecieron –desde el autobús urbano, en su coche particular o en la bicicleta, el patín y similares– aquel sindios.

Dicen también los rumorosos que los municipales nuestros saben por dónde tienen que circular las bicicletas, los coches y que conocen que es falta aparcar en las paradas del autobús urbano; ir por la acera –llena de mesas de terrazas de los bares, de letreros, de plantas ornamentales, la leche– con el patín, la bici etcétera, que el hombre blanco ya inventó la bicicleta con “sidecar”, donde afanosos repartidores llevan sus productos y algunas maldiciones de los que circulan –pobriños– por la acera ayudados solo por los pies.

Es enternecedora la declaración de uno de los policías urbanos: más que multar lo que nosotros hacemos es corregir ¿?, a la espera de una ordenanza. 

Señor guardia: seguro que usted se refiere a una ordenanza nueva, pero mientras hay que cumplir las que están en vigor y, por lo tanto, será bueno que la repasen. Una ayuda: los artículos 56 y 57 de la Ordenanza Municipal de Circulación explican que los ciclistas se ajustarán a las mismas normas de los demás vehículos y únicamente tendrá la condición de peatón cuando circule a pie –la bici de la mano– y tendrán prioridad sobre los demás vehículos y peatones,  cuando circulen por un lugar señalizado de uso exclusivo para bicicletas y deberán utilizarlo obligatoriamente. 

En espacios de uso compartido (parques, etc. la velocidad de las bicicletas tendrá que ajustarse al paso de los peatones que tendrán siempre prioridad en caso de conflicto. 

Señor guardia, hay ordenanza. Señor edil, obligue a cumplir las ordenanzas.

Hay ordenanzas ¿y guardias?
Comentarios