martes 24/11/20

La Unión Europea no quiere alimentar al trol

Lo que el refranero popular recoge como “a palabras necias, oídos sordos” en el universo de las redes sociales se llama no alimentar al trol, o lo que es lo mismo, no entrar en el juego de los que buscan el enfrentamiento a base de insultos, críticas –fundadas o no, que eso es insignificante– y de crear polémicas. La Unión Europea tiene suficientes frentes abiertos como para dedicarle su tiempo al veto de Hungría y Polonia al presupuesto comunitario y el fondo de rescate, que no es un tema menor, pero parece más un órdago que una amenaza seria. Así que un cuarto de hora para que los dos países expusieran su planteamiento, un par de intervenciones del presidente del Consejo Europeo y de Merkel, cuyo país preside la UE este semestre, y listo. A ver si la llama se extingue sola. 

Comentarios