viernes 22/1/21

La primera verdad de Boris Johnson

ha costado lo suyo, pero por fin hemos visto a Boris Johnson contando una verdad. Y es que al primer ministro británico no le ha quedado más remedio que reconocer que el Brexit puede obligar a establecer controles aduaneros en Irlanda. Precisamente, este es uno de los puntos más conflictivos de la salida del Reino Unido de la UE y Europa no está dispuesta a transigir en este asunto, por mucho que lleve a los británicos a inclumplir sus acuerdos de paz con Irlanda. Falta por ver si ahora, tras este reconocimiento, Johnson sigue apostando por una salida a las bravas de la UE o si modera su discurso. FOTO: Boris Johnson | EFE/EPA/NEIL HALL

Comentarios