lunes 17.02.2020

Enrique enfada mucho a su abuela

Se decía que el príncipe Enrique había enfadado a su abuela hasta límites que nadie podía imaginar con su decisión de independizarse de la Familia Real británica, pero quedaba la duda de cuál sería el castigo. Por orden de Isabel II, Enrique y Meghan pierden el derecho de utilizar el título de “alteza real” y se les exige que devuelvan cerca de tres millones de euros (al cambio) de la renovación de su residencia. Además, el príncipe destronado tiene que renunciar a sus grados militares y condecoraciones, conseguidas por dos misiones en Afganistán. Eso es tener un buen cabreo.  FOTO: isabel II y su nieto enrique, cuando se querían

Enrique enfada mucho a su abuela
Comentarios