sábado 24.08.2019

La abdicación por un amor muy breve

LOS rusos son tan raros que cuando encuentran a una chica a la que se le ve con posibilidades de triunfar en un heteropatriarcal concurso de misses, le dan una raqueta y la ponen a jugar al tenis. Que se lo pregunten a Sharapova o a Kournikova. Oksana Voevodina no quiso saber nada de sets y prefirió ser modelo. Dejó la pasarela tras conocer al rey de Malasia, Mohamed V, quien abdicó del trono hace siete meses, cuando se casaron. Ya se han divorciado, pero tienen un hijo en común. El niño puede ser sietemesino, evidentemente; pero hay quien piensa que es la pensión de jubilación de la rusa. Sale más a cuenta que ganar Wimbledon. FOTO: oksana y mohamed V | instagram

La abdicación por un amor muy breve
Comentarios