miércoles 12/8/20

Un nuevo brote en Alemania obliga a poner en cuarentena a 700 vecinos

Los repuntes en los casos de coronavirus salpican el buen expediente alemán frente a la pandemia

Un nuevo brote en Alemania obliga a poner en cuarentena a 700 vecinos

Varios brotes de coronavirus surgidos en plena desescalada salpican el hasta ahora buen expediente de Alemania contra la pandemia y cuestionan la gestión de las regiones que más rápidamente optaron por relajar las restricciones.

El caso de un bloque de viviendas de Gotinga (centro del país), cuyos 700 habitantes quedaron en cuarentena tras verificarse un centenar de contagios, puso ayer en jaque a las autoridades del “Land” de Baja Sajonia.

En esa misma ciudad se habían registrado hace unas semanas unos 150 contagios, tras unas fiestas familiares que juntaron a parientes de localidades vecinas cuando aún era vigente la limitación de las reuniones a un máximo de diez personas. También en ese “Land” se habían registrado infecciones masivas en residencias de ancianos.

Un centenar de infectados

El centenar de nuevas infecciones ya verificadas, más las que puedan derivarse de las personas de contacto con estos afectados, podrían obligar a las autoridades sanitarias a establecer parámetros especiales. Es el mecanismo previsto si la tasa de contagios semanal supera los 50 por 100.000 habitantes; ayer, la marca se situó ya en los 44,86 nuevos casos.

Este brote sigue al detectado hace unos días en siete bloques de viviendas del distrito berlinés de Neukolln, un barrio popular y multiétnico, donde quedaron en cuarentena 370 hogares. Las autoridades de la capital alemana han sido asimismo de las más presurosas en el levantamiento de las restricciones.

Junto a esos casos en edificios de viviendas se ha desatado la alarma por las infecciones aparecidas entre trabajadores de mataderos y plantas de productos cárnicos. Un sector que emplea a numerosos inmigración de Rumanía y Bulgaria, a los que se aloja en barracones en condiciones frecuentemente denunciadas como infrahumanas.

El más reciente se dio ahora en Gutersloh, en el oeste del país, con 650 positivos, según alertaron las autoridades sanitarias de Renania del Norte-Westfalia, otro “Land” cuyas autoridades optaron por una rápida reactivación de la vida pública y económica.

Por la empresa afectada, Toennies, pasaron unos 7.000 trabajadores en los últimos tiempos. Las autoridades sanitarias tratan de identificar a las personas de contacto con los afectados, sean compañeros o familiares, en Alemania o sus países de origen.

Las palabras del primer ministro regional, Armin Laschet, apuntando a que se trata de “casos importados” de Rumanía y Bulgaria desataron las críticas contra este político, de la Unión Cristianodemócrata (CDU) de la canciller Angela Merkel, a la que pretende suceder en el poder. l

Comentarios