sábado 28/11/20

Italia tratará de paliar los efectos de la pandemia en las empresas con 1.950 millones de euros

La mayor parte del montante se destinará a las compañías más afectadas por 
las restricciones
Varias personas caminan por una calle comercial en Nápoles | efe
Varias personas caminan por una calle comercial en Nápoles | efe

El Gobierno italiano aprobó en la madrugada de ayer un nuevo paquete de medidas por valor de 1.950 millones de euros para ayudar a las empresas afectadas por las recientes medidas de contención de la pandemia de coronavirus.  

El plan se suma a los estímulos de hasta 100.000 millones de euros ya impulsados por el Ejecutivo desde el pasado marzo para frenar el impacto económico derivado del Covid-19.

El texto prevé recursos por valor de 1.450 millones que servirán para apoyar a las actividades económicas que operan en las regiones del país con más riesgo y por lo tanto con mayores restricciones en sus horarios comerciales. 

Dispondrá también otros 400 millones de euros, que irán a los ayuntamientos, para que puedan adoptar medidas urgentes de solidaridad alimentaria. Los 100 millones restantes, irán al Fondo para emergencias nacionales, con el fin de facilitar la compra y distribución de medicamentos para el tratamiento de pacientes.

Estas nuevas medidas exigen una desviación del gasto presupuestario que el Parlamento votará la próxima semana. El Ejecutivo pidió que las cámaras le concedan una desviación por valor de 8.000 millones, que servirán para financiar otro plan de ayudas.  

El ministro de Economía, Roberto Gualtieri, aseguró que este nuevo gasto no modificará las previsiones de déficit para 2020, que se mantendrá en el 10,8% según los cálculos de Roma, ya que en los últimos meses el Estado obtuvo mayores ingresos fiscales de los esperados y la economía del país vivió una recuperación en el tercer trimestre que superó las expectativas. 

Balance
Las autoridades italianas informaron ayer de que en las últimas 24 horas fallecieron 692 personas por coronavirus y se produjeron 34.767 nuevos contagios, unas cifras que se producen en un momento en el que el Ejecutivo estudia cómo gestionar la Navidad con medidas que eviten las aglomeraciones, pero sin dañar la economía. 

Con estas cifras, el número total de fallecidos desde el 21 de febrero, cuando comenzó la emergencia en el país, es de 49.261 y el de contagios totales, de 1.380.531. Hay actualmente unos 34.000 pacientes ingresados en hospitales y 3.758 en las UCI. 

El ministro italiano de Sanidad, Roberto Speranza, avisaba ayer de que “la presión sobre los servicios de salud es todavía muy fuerte” y que “el índice Rt de contagio se mantiene por encima de 1”, por lo que llamó a no bajar la guardia. “Se están viendo ya los primeros signos de un control de la curva tras semanas de crecimiento vertiginoso, pero aún no es suficiente”, destacó.  

Navidad 
Entre las medidas que el Ejecutivo estudia para el periodo navideño se encuentra una apertura de comercios hasta las 22.00 horas y de bares y restaurantes también después de las 18.00 horas (horario de cierre actual a nivel nacional para estos establecimientos), pero siempre y cuando se establezcan una serie de medidas de prevención, como limitar aforos.  

El Gobierno quiere evitar penalizar la economía en un periodo tan importante para el comercio, pero los expertos advierten de que una relajación excesiva en las normas podría conllevar un nuevo descontrol.  En el Ejecutivo hay división de opiniones y el ministro del Sur, Giuseppe Provenzano, afirmó que “no sólo es prematuro sino inapropiado discutir ahora sobre la Navidad”.

Comentarios