jueves 09.04.2020

Italia da 72 horas para cerrar a todas las empresas que no sean esenciales

El Gobierno dio este plazo tras las protestas de los empresarios por la nueva medida para luchar contra el virus

Solo permanecerán abiertos negocios esenciales | fabio fustacci (EFE)
Solo permanecerán abiertos negocios esenciales | fabio fustacci (EFE)

Desde ayer y con un margen de 72 horas entra en vigor en Italia, como medida para contener la difusión del coronavirus, el cierre de las actividades productivas no esenciales, pero los sindicatos amenazan con una huelga al considerar que son demasiadas las empresas que quedarán aún abiertas.

Ante el continuo crecimiento de los contagios en el país que superan los 50.000 casos y los 6.077 muertos, el Gobierno italiano anunció el sábado un decreto que determinaba el cierre de las actividades productivas no esenciales como pidieron en muchas regiones ante el gran número de personas que aún circulan para ir a trabajar.

Tras las protestas de los empresarios, el Gobierno da 72 horas para que el cierre de las fabricas y resto de actividades sea efectivo y permita, por ejemplo, la distribución de toda la producción ya realizada.

Según el decreto, unas 80 áreas podrán permanecer abiertas y el ministro de Desarrollo Económico, Stefano Pattuanelli, explicó que corresponden a cerca del 35% de las actividades productivas en Italia.

Listado

Sin embargo, la lista de empresas abiertas sigue siendo demasiado larga para los sindicatos y las tres siglas mayoritarias CGIL, CISL y UIL anunciaron que están dispuestas a convocar huelgas en aquellas donde no se cumplan los parámetros de seguridad o incluso amenazaron con una “huelga general”.

Entre los sectores que el Gobierno decidió proporcionar el plazo de tres días para que cierren se encuentran todas las actividades relacionadas con la metalurgía, todas las actividades de alquiler de vehículos, el sector de la construcción, a excepción de la parte de infraestructura.

La lista de tiendas que permanecerán abiertas comprende todas las de ordenadores y teléfonos, así como los centros telefónicos de atención al cliente de estas compañías para garantizar la comunicaciones. Además se confirmó la apertura de supermercados, estancos farmacias, bancos, quioscos de periódicos y oficinas de correos.

También se permite que se mantengan abiertos los despachos fiscales, de abogados, de ingenieros y de arquitectos, al igual que toda la cadena de suministro de impresión, desde papel hasta la venta al por mayor de libros, revistas y periódicos, así como la labor de los servicios de información y de comunicación.

Los aumentos se alivian

El número de muertos en Italia con coronavirus alcanzó ayer los 6.077, con un aumento de 602 en solo 24 horas, lo que representa el segundo día consecutivo en que decrecen los fallecimientos y los contagios, según los últimos datos de Protección Civil.

El número de personas actualmente enfermas se situó en 50.418, un aumento de 3.780 casos positivos respecto a los registrados el pasado domingo. Se produjeron hasta ahora 7.423 altas y el número total de casos de coronavirus desde que se detectó el brote hace un mes asciende a 63.927.

La cifra de fallecidos en toda Italia sigue decreciendo por segundo día consecutivo: entre el viernes y el sábado murieron 793 personas; entre el sábado y el domingo, 651 y entre el domingo y ayer, 602. Asimismo se reduce levemente el número de casos positivos actuales, ya que el 21 de marzo subieron en 4.821; el 22 de marzo en 3.957 y en la jornada de ayer en 3.780, lo que traslada esperanza en Italia.

Comentarios