jueves 24/9/20

Italia cursa una petición formal de 28.500 millones euros al programa europeo contra el desempleo

El país supera los 250.000 casos de coronavirus, pero rompe la tendencia al alza que inició hace cinco días
Pequeños grupos de turistas se fotografían ante la fontana de Trevi | aec
Pequeños grupos de turistas se fotografían ante la fontana de Trevi | aec

El Gobierno de Italia pidió ayer formalmente a la Comisión Europea (CE) acceder a unos 28.500 millones de euros del fondo temporal SURE para financiar medidas que limiten los efectos de la pandemia en los niveles de empleo.

El ministro de Economía, Roberto Gualtieri, y la de Trabajo, Nunzia Catalfo, solicitaron a Bruselas la activación de este plan europeo, el SURE, dotado con 100.000 millones de euros para reducir los efectos de la pandemia en los niveles de empleo de los países.

Garantizar las rentas

En su misiva el Gobierno italiano pide 28.492 millones de euros, un “importe justificado” por las medidas que Roma impulsó en estos meses para garantizar las rentas de los trabajadores durante la crisis del coronavirus.

“La economía italiana fue gravemente afectada por los bloqueos introducidos desde finales de febrero, eficaces para contener la difusión del virus pero con un fuerte impacto negativo en la economía y en el sistema social”, alegan los ministros.

Aunque Italia casi terminó su desescalada tras el confinamiento, esta situación mantendrá la producción del país por debajo de los niveles normales “durante un tiempo”, lo que generará “graves riesgos de desempleo”.

El Gobierno de Giuseppe Conte aprobó anoche un tercer decreto con medidas multimillonarias en apoyo de las familias y empresas más damnificadas por la pandemia, por un valor de 25.000 millones. En total los tres decretos rondan el importe de 100.000 millones.

Este último paquete de medidas se centra especialmente en paliar los problemas laborales de la pandemia.

Por un lado prorroga la prohibición de despedir a trabajadores que puedan acogerse a un ERTE otras dieciocho semanas más a partir del 13 de julio, hasta mediados del mes de noviembre.

El decreto prevé también que se congele el pago de impuestos hasta el 15 de octubre y la segundo plazo del impuesto de bienes inmuebles para aquellas actividades con mayores problemas por la pandemia como hoteles, cines, teatros o discotecas.

Y se mantiene suspendida por todo el 2020 la tasa por ocupación de espacios públicos para los establecimientos, entre otras muchas disposiciones.

Italia superó los 250.000 contagios de coronavirus al confirmar 347 nuevos casos en las últimas veinticuatro horas, un aumento menor al de el viernes que rompe la tendencia al alza iniciada hace cinco días, según datos divulgados ayer por el Ministerio de Sanidad.  Se confirmaron trece fallecidos en el último día, el mayor número desde el 21 de julio, hasta las 35.202 muertes.

En total, en Italia se infectaron 250.103 personas desde el comienzo de la crisis, el pasado 21 de febrero, con el primer caso autóctono.

En aumento pero contenido

Los últimos 347 contagiados, aunque es una cifra más alta de lo habitual en las últimas semanas, son menos que los 552 del viernes, cuando se registró uno de los peores datos desde la reapertura del país en junio.

El Instituto Superior de Sanidad confirmó que en la actualidad Italia, que pasó semanas enteras en un estancamiento con unos 200 contagios diarios, se encuentra en una “tendencia en aumento”, pero “contenida”.

Comentarios