miércoles 23.10.2019

Irán da otro paso atrás en el acuerdo nuclear para presionar a la Unión Europea

Comienza a enriquecer uranio a una pureza superior al 3,67% y avisa de que tomará más medidas cada 60 días

El presidente de Irán, Hasán Rohaní (a la derecha), durante una visita a una organización de tecnología nuclear, en Teherán | efe
El presidente de Irán, Hasán Rohaní (a la derecha), durante una visita a una organización de tecnología nuclear, en Teherán | efe

Irán ha comenzado a enriquecer uranio a una pureza superior al 3,67%, al expirar el ultimátum de 60 días que las autoridades de Teherán habían dado a los signatarios europeos del acuerdo nuclear para compensar el impacto de la retirada unilateral de ese pacto por parte de Estados Unidos.

El portavoz de la Organización de la Energía Atómica de Irán, Behruz Kamalvandí, señaló que “en unas horas, se completará la labor técnica y el proceso de enriquecimiento superará el 3,67%”.

“De momento, llegaremos a un enriquecimiento del 5%”, lo necesario para el suministro de combustible para alimentar a las centrales eléctricas del país, aclaró Kamalvandí, y subrayó que para este objetivo “no se aumentará el número de las centrifugadoras”.

Kamalvandí no preciso el limite de la necesidad de Irán, pero explicó que según la decisión de las autoridades del país, el nivel del enriquecimiento de uranio podrá ir aumentando.

“Para las centrales eléctricas se necesita el enriquecimiento al 5%; para temas de medicina nuclear, al 20%; y para la propulsión nuclear, al 60%”, detalló.

Las medidas anunciadas ayer por Irán responden a la segunda fase de reducción de sus compromisos adquiridos tras la firma del acuerdo nuclear al sentirse muy perjudicada por su aplicación, especialmente tras la salida de Estados Unidos.

En la primera fase, que comenzó en el mes de mayo, el Gobierno de Teherán solo amplió el peso de las existencias del material de agua pesada y uranio enriquecido al 3,67% del que disponía, mientras en esta segunda advirtió de que aumentaría los niveles de enriquecimiento del uranio, tal y como parece que ha hecho.

Otro medida que iba a implementar Irán en esta segunda fase afectaba al reactor de agua pesada de Arak, que con el acuerdo nuclear y debido a su capacidad de producción de plutonio, material que puede ser usado para la bomba nuclear, se llenó de cemento y se planteó rediseñarlo.

Araqchí, sin concretar fechas, señaló que “la modernización del reactor de Arak se ha pospuesto”, pero si los firmantes que permanecen en el acuerdo nuclear no logran avances, “lo volveremos a la situación anterior”.

Aseguró que la República Islámica de Irán está interesada en mantener el acuerdo nuclear, pero mientras no se cumplan algunas de sus peticiones seguirá dando pasos cada 60 días en la reducción de los compromisos, un proceso que “puede acabar con la salida de Irán del acuerdo”.

Por su parte, el Gobierno del Reino Unido pidió a Irán a que “cese y revierta inmediatamente todas” las actividades que contravienen las “obligaciones” adquiridas en el acuerdo internacional sobre su programa nuclear. También Francia reclamó “firmemente” a Irán que ponga fin a todos los incumplimientos del acuerdo de 2015 sobre su programa nuclear.

Mientras, el secretario de Estado de EEUU, Mike Pompeo, amenazó a Irán con más sanciones. “El régimen de Irán, armado con armas nucleares, representaría un peligro aún mayor para el mundo”, manifestó.

Comentarios