lll

Recibe cada mañana las últimas noticias. REGISTRARME

Recibe las noticias desde Telegram. ÚNETE

La Selectividad congregará a 12.661 alumnos en Galicia a partir del martes, 300 menos que en junio del año pasado

Las pruebas de Evaluación de Bachillerato para el Acceso a la Universidad (EBAU) reunirán en Galicia, entre el martes y el jueves de la próxima semana, a 12.661 alumnos, 300 estudiantes menos que la convocatoria de junio del año pasado, según los datos aportados por la Comisión Interuninversitaria de Galicia (CIUG).


Los 12.661 matriculados se dividen en 11.047 estudiantes que acudirán a la convocatoria ordinaria completa, es decir, asignaturas troncales, y 1.613 únicamente se presentarán a la fase voluntaria para subir la nota que obtuvieron en otra convocatoria.


El desglose de la cantidad de alumnos matriculados para la convocatoria de junio determina que los campus más frecuentados serán los de A Coruña, Santiago de Compostela y Vigo con, aproximadamente, 2.700 estudiantes, cada uno. Los campus restantes (Lugo, Ourense y Pontevedra) oscilan entre los 1.000 y los 1.300 convocados, mientras que Ferrol cierra la lista, con 750 alumnos matriculados.


Las comisiones donde tendrán lugar los exámenes han visto reducido su número de 43 a 36, gracias a la mejor situación sanitaria. La mayoría de las comisiones se situarán en facultades y escuelas universitarias, excepto tres periféricas situadas en Cee (A Coruña), Viveiro (Lugo) y A Rúa (Ourense). Estas delegaciones ubicarán su sede en los institutos habituales de la comarca y se regirán por las mismas normas generales que en el resto de las comisiones.


Los estudiantes con necesidades especiales o con diversidad funcional podrán realizar sus exámanes en la comisión delegada en el Centro de Recursos Educativos de la Once en Pontevedra o en los centros asignados en cada campus. Este estudiantado deberá solicitar ante la CIUG realizar las pruebas con adaptaciones concretas como ayudas técnicas, lecturas comprensivas o acudir con un acompañante.


Por su parte, el planteamiento de los exámenes mantendrá el 'modelo Covid' de los dos últimos años. Este formato consiste en una prueba de 10 preguntas en las que el alumnado tendrá que responder el máximo número de cuestiones indicadas en el examen. La duración de la prueba de cada materia estará estipulada en 90 minutos.


Los horarios de las pruebas serán iguales respecto a los pasados años de pandemia. Por lo tanto, la primera jornada se iniciará el martes a las 9,00, con la presentación, para que a las 10,00 comience el examen de Historia de España. Este día inaugural continuará con Lengua Castellana y Literatura (12,00 horas); Matemáticas Aplicadas a las Ciencias Sociales y Fundamentos del Arte (15,30 horas), y finalizará a las 17,30 horas con los exámenes de Economía de la empresa y Diseño.


El miércoles será el día con mayor cantidad de pruebas, con Lengua Gallega y Literatura (9,00 horas); Primera Lengua Extranjera (11,00); Matemáticas y Latín (13,00); Dibujo Técnico, Artes Escénicas y Segunda Lengua Extranjera (16,00), y las pruebas de Química y Griego darán por finalizada la segunda jornada a las 18,00. Cada estudiante se examinará de un máximo de cinco materias esta jornada.


La convocatoria ordinaria finalizará el jueves con Biología e Historia del Arte (9,00 horas); Física, Geografía y Cultura Audiovisual (11,00), y las últimas pruebas corresponden a las asignaturas de Geología e Historia de la Filosofía, a las 13,00 horas.


NOVEDADES

La principal novedad de esta convocatoria es que los alumnos con una asignatura suspensa al acabar segundo de bachillerato podrán presentarse a la EBAU si el claustro lo acuerda, siempre que se cumplan determinados requisitos.


Esta medida solo se aplicará si el profesorado cree que el alumno ha logrado los objetivos adecuados; que no exista una inasistencia continuada y no justificada; que se haya presentado a las pruebas y realizado las actividades necesarias para su evaluación, y que la media aritmética de las notas en todas las materias sea igual o superior a cinco.


Por otro lado, el protocolo presenta dos innovaciones respecto al año pasado. Así, las mascarillas no serán de uso obligatorio como en las dos últimas convocatorias. Superada la fase aguda de la pandemia, ahora será decisión del alumnado y del personal que colabora con las pruebas acudir a los exámenes de acceso a la universidad con la mascarilla.


El otro cambio estará centrado en la distribución de los estudiantes en las aulas disponibles para realizar las pruebas. Tanto en 2020 como en 2021, los participantes de los exámenes debían dejar tres espacios entre ellos y el siguiente compañero, por lo que la ocupación máxima era de un 25% y, además, no podía superar los 50 alumnos por aula.


En 2022 el espacio entre alumnos se reducirá a un asiento, lo que implica que las aulas serán aprovechadas en la mitad de su capacidad total, sin límite de matriculados. Por otra parte, los vigilantes se distribuirán de la misma manera: un vocal para aulas con menos de 40 alumnos y dos para las clases que superen este número.


EL PROTOCOLO CON POCA VARIACIÓN

El resto del protocolo sigue igual que los años de plena pandemia. Esto se debe a que medidas como el acceso diferenciado en los centros o la ventilación en las clases han funcionado correctamente y no se ve necesario un cambio de los protocolos empleados en 2020 y 2021.


Por otro lado, los materiales obligatorios, como en las últimas convocatorias, son los siguientes: etiquetas de los diferentes exámenes, documento de identificación (DNI, pasaporte, permiso de residencia, etc.), resguardo de matrícula y justificante de pago, bolígrafo o pluma de tinta imborrable azul o negra. Además, también podrán llevar, de forma voluntaria, gel desinfectante, pañuelos de usar y tirar y bebida, que debe ser agua o refresco en botellas transparentes sin etiquetar.


Aparte de los materiales anteriormente mencionados, el alumnado podrá acudir a algunas pruebas con el siguiente instrumental específico: Diccionario latín/español o gallego para examen de Latín II, con apéndice gramatical, pero sin páginas de contenidos literarios; diccionario de griego/español o gallego para Griego II con apéndice gramatical. Pero no estará permitido ni cuadernos sueltos ni ningún diccionario que no sea original.


Sí estará permitido material de dibujo y pintura para Dibujo Técnico II y Diseño, y calculadora, sin capacidad de programación y capacidad gráfica, para Matemáticas II, Matemáticas aplicadas a las ciencias sociales, Física, Química y Economía de empresa.


En caso de alumnado confinado por coronavirus de forma voluntaria, si el estudiante puede acreditarlo médicamente, podrá aplazar las pruebas a a julio, pero será considerado, para efectos de acceso al Sistema Universitario Galego (SUG), como alumnado de convocatoria ordinaria.


Por otro lado, si el estudiante muestra síntomas durante la prueba, será llevado a una sala o aula donde estará acompañado por un representante de su centro de estudios, ambos con mascarilla quirúrgica y distancia interpersonal de seguridad. Si la persona sintomática estuviese legalmente exenta del uso de mascarilla, el representante del centro utilizará una mayor protección (pantalla facial sobre mascarilla quirúrgica FFP2.

La Selectividad congregará a 12.661 alumnos en Galicia a partir del martes, 300 menos que en junio del año pasado

Te puede interesar