viernes 29.05.2020

Sanidade garantiza que los gallegos podrán ir a “votar con tranquilidad”

Vázquez Almuíña informa de que su Consellería trabaja ya en el desarrollo de un protocolo electoral
Las oficinas de Correos ya han recibido las primeras peticiones para votar a distancia | aec
Las oficinas de Correos ya han recibido las primeras peticiones para votar a distancia | aec

El conselleiro de Sanidade, Jesús Vázquez Almuiña, aseguró ayer que los gallegos podrán ir a votar “con tranquilidad” durante la jornada del 12 de julio, para la cual la Xunta “ya está trabajando” en un protocolo específico.

Así lo afirmó el titular de Sanidade en una rueda de prensa telemática, junto al director xeral de Asistencia Sanitaria, Jorge Aboal, y al subdirector xeral de Información sobre Saúde e Epidemioloxía, Xurxo Hervada.

En esta comparecencia, Vázquez Almuiña reconoció que abordar unos comicios ahora “evidentemente es una situación nueva” y que “nunca se dio”. No obstante, afirmó que su Consellería “ya está trabajando” en un protocolo en coordinación con la Vicepresidencia de la Xunta, el departamento responsable del desarrollo electoral, y en las instrucciones para el desarrollo de la campaña.

La convocatoria del 12 de julio dada a conocer este lunes por el presidente del Ejecutivo gallego, Alberto Núñez Feijóo, y recogida ayer por el Diario Oficial de Galicia (DOG), contaba con un informe favorable del comité clínico de Sanidade, que advertía que dejar las elecciones para el otoño –justo cuando finaliza la legislatura– podría coincidir con un rebrote de la pandemia.

El conselleiro de Sanidade también defendió que la fecha escogida es al mismo tiempo “mejor” que la anterior llamada a las urnas, fijada para el 5 de abril, que “justo fue de los días centrales de la pandemia”, añadió.

Ahora, con una nueva convocatoria en medio del verano, Vázquez Almuiña ha apuntó a que la jornada se va a poder desarrollar “con tranquilidad”, a lo que añadió que en estos momentos “hay muchas más actividades que se están haciendo de grupos” y que “son más complejas de controlar” que la votación.

Mientras, las oficinas de Correos ya recibieron las primeras peticiones de ciudadanos para poder votar por correo. Hay de plazo hasta el 2 de julio para realizar esta solicitud, mientras que el 8 de ese mes concluye, salvo cambios que se puedan recoger, el tiempo para ejercer el derecho a través de esta modalidad.

Esta situación despertó la preocupación de los representantes de los trabajadores, uno de los colectivos, como aseguran fuentes sindicales, más afectados por la crisis del coronavirus y que en este momento cuentan con un 15 por ciento menos de la plantilla debido a esta situación, según fuentes sindicales.

Así, temen un “colapso” en las oficinas de correos, que además no estarían “adaptadas” para acoger peticiones de forma masiva, así como avisan de posibles problemas de seguridad legal, ya que los protocolos activados por el covid-19 inhabilitan sistemas de firma que son necesarios, sin embargo, para ejercer el derecho con seguridad jurídica.

Fuentes de la empresa manifestaron que, “como es habitual”, Correos “estará” en disposición de llevar a cabo las actuaciones que se “establezcan tanto en la normativa electoral como postal, así como el cumplimiento de las obligaciones de servicio público ya impuestas”.
Del mismo modo, habilitará las actuaciones necesarias que se “determinen en el futuro a tenor de las circunstancias imperantes”, para “garantizar” el normal desarrollo del proceso.

Comentarios