lll

Recibe cada mañana las últimas noticias. REGISTRARME

Recibe las noticias desde Telegram. ÚNETE

El grupo ecologista Arco Iris alerta de que 1,3 millones de toneladas de ceniza caerán a las aguas

Vegetación en una arrasada por el fuego en O Courel l Carlos Castro / Europa Press

La asociación ecologista Arco Iris ha advertido que las 42.100 hectáreas que han ardido por los incendios forestales en mes y medio en Galicia ponen en peligro hasta 1.368.250 toneladas de manto vegetal (tierra y cenizas), que podrían estar en riesgo de arrastre y de caer sobre los ríos y rías en los próximos dos años.

 

Según informa la asociación, los incendios que han asolado Galicia han generado una capa hidrofóbica (repelente del agua), conocida como chapapote forestal, que impide la normal filtración de agua.

 

Los ecologistas estiman, en un estudio, que la disminución de la tasa de infiltración podrían alcanzar un 38 %, lo que supondrían un aumento de la tasa escorrentía, que favorecería el arrastre de cenizas hasta los cursos fluviales y las rías.

 

"Se han obtenido tasas de escorrentía hasta ocho veces superiores en zonas de alta intensidad de fuego y tasas de erosión 30 veces superiores en episodios concretos de precipitación tormentosa", afirman desde Arco Iris.

 

Por eso, insta a las Consellerías de Medio Rural y de Medio Ambiente a "instaurar con urgencia programas de estudio de todos estos factores modificadores de las áreas quemadas" y a "adoptar de inmediato mecanismos de amortiguación de los impactos, algunos de ellos ya irreversibles".

 

Desde la asociación señalan que es probable que en un plazo de dos o tres meses, las rías reciban "alrededor de un 38 % más de escorrentía de agua con cenizas, de gran poder sedimentario y que podría afectar seriamente a los bancos marisqueros".

 

Además, el carácter dulce de esos afluentes hídricos anormales puede traducirse en "una mortandad añadida de los bancos", lo que produciría en ciertas zonas, como en Barbanza, "un verdadero cataclismo en la extracción de marisco y en la riqueza biológica" del ecosistema. 

 

Trabajo de la Xunta

La conselleira do Mar, Rosa Quintana, ha reivindicado este viernes que la Xunta está trabajando con el objetivo de minimizar el impacto de los incendios ocurridos en la Comunidad en las últimas semanas evitando que la ceniza provocada acabe llegando al mar y afectando a bancos marisqueros.

 

En declaraciones a los medios de comunicación, tras ser preguntada en concreto por las labores que está llevando a cabo el Gobierno gallego en la zona de O Barbanza, Quintana ha subrayado que "desde el minuto uno" los técnicos de la Consellería do Medio Rural especialistas en recuperación de suelos arrasados por el fuego ya están valorando las distintas zonas.

 

Así, ha indicado que las medidas que se adoptarán en cada lugar dependerá de varias variables, como la pendiente del terreno o la situación en la que se encuentre.

 

"Creo que vamos a ser capaces, como en anteriores ocasiones, de adoptar las medidas necesarias para evitar que las cenizas puedan llegar a bancos marisqueros. De hecho, ya estamos trabajando en el campo y cada departamento de la Xunta que tiene competencias en la materia también está teniendo las reuniones con sus sectores y buscando minimizar estos impactos", ha añadido.

 

Según ha explicado, en la actualidad se está evaluando la situación para saber qué es lo que se tiene que hacer a partir de ahora. Aun así, Augas de Galicia ya está trabajando en la limpieza de cunetas, retirando material acumulado, para que el agua pueda circular sin problemas y evitar embalsamientos. 

 

El grupo ecologista Arco Iris alerta de que 1,3 millones de toneladas de ceniza caerán a las aguas

Te puede interesar