martes 14.07.2020

El Gobierno aprueba el fondo para electrointensivas con 600 millones

Los grandes consumidores de energía podrán suscribir contratos de compraventa a medio y largo plazo
CCOO y UGT presentaron ayer la manifestación que recorrerá las calles de A Coruña | efe
CCOO y UGT presentaron ayer la manifestación que recorrerá las calles de A Coruña | efe

El Gobierno aprobó la creación del Fondo Español de Reserva de Garantía para que consumidores electrointensivos suscriban contratos de compraventa de energía a medio y largo plazo, el cual estará dotado de un máximo de 600 millones de euros en un periodo de tres años.

La portavoz del Ejecutivo, María Jesús Montero, indicó que se trata de un “primer paso” en el compromiso con este sector ya que “en las próximas semanas se tendrá que acompañar de la aprobación del estatuto electrointensivo”, avance que calificó de “imprescindible”.

El fondo, “muy demandado por el sector”, garantiza la cobertura del Estado a las operaciones de compraventa de energía eléctrica a medio y largo plazo que realicen los consumidores considerados electrointensivos.

El Ministerio de Industriaestima en más de 600 el número de beneficiarios potenciales, y apunta que el 80 % de estos consumidores podría firmar contratos de dicho tipo por diez años.

Tal como detalló Montero, el fondo estará dotado de 200 millones de euros anuales en sus tres primeros años de vida hasta cubrir un máximo de 600 millones de inversión.

La administración de la tesorería se encomienda al Consorcio de Compensación de Seguros y se designa como gestor a la Compañía Española de Seguros de Crédito para la Exportación (Cesce).

Para que las industrias puedan obtener esas garantías, deberán contratar al menos por cinco años un 10% de su consumo anual.

Se trata de una de las medidas de apoyo a las empresas industriales con gran consumo de electricidad recogidas en el borrador del estatuto del consumidor electrointensivo, y su finalidad es regular la cobertura por cuenta del Estado de los riesgos que adquieran las empresas electrointensivas en las operaciones de compra de energía a medio y largo plazo.

Los sindicatos exigirán hoy en A Coruña un plan para revitalizar el metal igual al del automóvil
Los sindicatos CCOO y UGT piden unidad de acción de las administraciones autonómica y estatal para evitar que Galicia se convierta en “la zona cero de la pandemia industrial”. Las centrales exigen un precio “estable, predecible y competitivo” de la electricidad para asegurar los puestos de trabajo en los sectores electrointensivo y siderúrgico.

Bajo el lema “Pola defensa do emprego e da industria electrointensiva. Enerxía solución”, ambos sindicatos convocaron una manifestación para hoy en A Coruña en la que reclaman una “solución inmediata” para los conflictos de Alcoa y Alu Ibérica, así como para los de Ferroatlántica o Celsa Atlantic y a la que animan a participar también a las plantillas de las centrales térmicas de Meirama y As Pontes.
El secretario xeral de Industria de CCOO Galicia, Víctor Ledo, reclamó un plan de revitalización para la industria siderúrgica y electrointensiva como el diseñado para el sector del automóvil.

Comentarios