sábado 23/1/21

El coronavirus obliga a aplazar el juicio por el caso “Zamburiña”

Las sesiones de esta causa contra narcotraficantes y policías se retomarán el próximo lunes

Vista de la sala durante la sesión celebrada ayer | brais lorenzo (efe)
Vista de la sala durante la sesión celebrada ayer | brais lorenzo (efe)

El juicio de la operación “Zamburiña”, en el que se sienta en el banquillo a nueve presuntos narcotraficantes y a cuatro agentes de la policía por colaborar con ellos a cambio de “crédito corporativo”, fue aplazado hasta el próximo lunes debido al contacto de uno de los acusados con un positivo por Covid.

Estaba previsto que las cuestiones previas se tratasen entre ayer y el jueves, pero este imprevisto obliga al aplazamiento hasta la próxima semana.

La razón de esta decisión fue que uno de los acusados está pendiente de los resultados de una prueba Covid por haber estado en contacto directo con un positivo. Por ello, su abogado solicitó postergar la sesión.

Por videollamada

A pesar de que la magistrada manifestó que al estar el abogado en la sala el acusado puede elegir no estar presente –y por tanto, podrían celebrarse las cuestiones previas, puesto que “no se perdería nada que el letrado no pudiese comunicarle”–, la defensa incidió en que su patrocinado “tiene todo el derecho del mundo a estar en la sala”, por lo que pide la suspensión.

La mayor parte de los once  letrados se mostraron de acuerdo en esta acción, aunque no todos. Algunos pusieron de relieve que el acusado podría estar “presencialmente a través de una videollamada o de algún método similar puesto que la tecnología así lo permite”.

Finalmente, el juicio quedó aplazado para comenzar la semana que viene, con una reducción de las cuestiones previas y si la PCR resulta negativa.

Además, las defensas ya aseguraron que pedirán que sus clientes declaren al final del juicio tras las pruebas testificales y documentales.

Nulidad de las pruebas

El abogado de la presunta narcotraficante para la que más pena de prisión solicita Fiscalía, trece años, declaró que en las cuestiones previas solicitará la nulidad de las intervenciones telefónicas, así como la nulidad de las entradas a domicilios y sus posteriores registros, por haberse realizado “en base a una información tergiversada e incluso falsa de Asuntos Internos”.

También pedirá que sea declarada nula la declaración inculpatoria de su cliente “por venir viciada por la decisión del juez de instrucción” por esta misma causa.

En la misma línea se manifestó la abogada de uno de los cuatro agentes acusados de colaborar con los presuntos narcotraficantes. Ha afirmado que pedirá la nulidad, pues todo el “proceso penal está marcado por irregularidades”.

Comentarios