jueves 3/12/20

El Consello Económico avisa de la necesidad de “consenso” en los proyectos de reactivación

El organismo también apuesta por modernizar la administración e impulsar sectores estratégicos
Cola para recoger alimentos en Ourense | aec
Cola para recoger alimentos en Ourense | aec

El Consello Económico e Social de Galicia (CES) advirtió ayer de que los proyectos que optan a fondos para la reconstrucción económica y social postcovid “no serán realidad” si no se desarrollan en base al “consenso” y la “priorización”, e indició en la necesidad de aprovechar la “oportunidad” de las ayudas para “modernizar” la administración y el tejido empresarial, aumentar los recursos destinados a innovación y reforzar el peso del sector industrial.

Así lo trasladó ayer el presidente del CES, Agustín Hernández, durante su comparecencia en la comisión para la reactivación económica, social y cultural de Galicia tras la pandemia, en el Parlamento gallego.

Hernández incidió en que “es imprescindible el pacto y el consenso” para poner en marcha esa reconstrucción, y advirtió de que “bajo ningún concepto” deben repartirse los fondos “con criterios estratégicos políticos”, sino que el importante volumen de ayudas y lo ajustado de los plazos para ejecutarlas “exigen priorizar” aquellas iniciativas que se adecuen a los objetivos de sosteniblidad, transformación digital, etc.

A ese respecto, el presidente del CES subrayó que “es más importante alcanzar consensos que cualquier tipo de normativa” y alertó de que los proyectos “no serán realidad” sin ese acuerdo, o sin “participación, transparencia y priorización”. Así, puso de manifiesto la importancia de la “colaboración público-privada” y del papel de la Xunta como “facilitadora” de las inversiones.

Áreas de actuación
En el ámbito de los sectores que deben beneficiarse de los fondos de recuperación, Agustín Hernández recalcó que Galicia debe apostar por aquellas áreas en la que puede tener ventaja competitiva, como el sector agroalimentario y forestal, el complejo mar-industria, la automoción, el naval, la logística y el transporte, el sector biotecnológico y sanitario, o los recursos hidráulicos.

En todo caso, señaló que las iniciativas de reconstrucción deben servir para “impulsar la transformación y modernización del tejido productivo”, modernizar la administración para adaptarla al siglo XXI, aumentar la inversión en innovación y reforzar la política industrial para incrementar el peso de este sector.

Asimismo, recalcó que la crisis está poniendo de manifiesto la necesidad de “control y seguimiento permanente, escrupuloso y exigente” de los servicios públicos, y abogó por crear un órgano técnico independiente para evaluar las políticas e iniciativas.

Finalmente, hizo hincapié en la importancia de mejorar las infraestructuras ferroviarias y la intermodalidad, y proclamó que “toda la sociedad gallega” debe “priorizar” el apoyo a las inversiones en el Corredor Atlántico.

Asimismo, en la comisión de reactivación del Parlamento también intervino el secretario xeral de la CIG, Paulo Carril, quien alertó sobre el “impacto” de la crisis del Covid-19 en la clase trabajadora y en los colectivos más vulnerables, y lamentó que, en la gestión de la pandemia, “se ha primado el interés mercantil y el vigor de la economía por encima de la preservación de la salud y del bienestar de las personas”.

En ese escenario, Carril criticó que se quiera afrontar la reactivación económica y social con las mismas recetas que durante la crisis financiera de hace unos años:, mientras expresó su “preocupación” porque los fondos europeos de reconstrucción se conviertan en “un plan de rescate a los Estados”, que “exija recortes y nuevas reformas”.

Comentarios