lll

Recibe cada mañana las últimas noticias. REGISTRARME

Recibe las noticias desde Telegram. ÚNETE

La fachada marítima se dotará de carril bici, peatonal y aparcamientos

Un momento de la presentación del proyecto en el muelle de Curuxeiras | emilio cortizas

La mejora de la conexión entre el muelle interior, en la zona de Curuxeiras, y A Malata será posible gracias al proyecto que ya está en redacción por parte de la Autoridad Portuaria y que cuenta con la colaboración de la Xunta, en una actuación que avanza en la apertura de Ferrol al mar.
 

De la actuación, que supondrá una inversión de 4,6 millones de euros, de los cuales 3,1 serán aportados por la Xunta a través de los fondos del Plan de Recuperación y Resiliencia y el resto por el ente portuario, dieron cuenta hoy en el muelle ferrolano el vicepresidente segundo y conselleiro de Presidencia, Diego Calvo, y la conselleira de Infraestruturas e Mobilidade, Ethel Vázquez, junto al presidente del puerto Francisco Barea. También participó en el acto de presentación la delegada territorial de la Xunta en Ferrol, Martina Aneiros.
La actuación objeto del convenio entre administraciones supondrá avanzar en una “mobilidade sostible” y en la apertura de “a cidade ao mar”, con la mejora de conexiones tanto peatonales como en bicicleta.
 

Así, el proyecto contempla un acceso peatonal, otro ciclista y nuevas plazas de aparcamientos disuasorias para que no sea necesario acceder con el coche al núcleo urbano de la ciudad. En este sentido, se adecuará una vía de 750 metros desde la ensenada de A Malata hasta la avenida de la Marina, para peatones y ciclistas, haciendo más accesibles las infraestructuras existentes en A Malata, como el campo de fútbol, el recinto ferial de Punta Arnela o las pistas de atletismo y el pabellón deportivo.
 

La actuación tendrá continuidad con los trabajos que está previsto realizar en el entorno de la dársena de Curuxeiras, con la construcción de un carril-bici direccional que enlazará con el del paseo de A Malata y un itinerario peatonal por el este, para llegar a la dársena, que se convertirá en la zona náutico-recreativa donde los vecinos, explicaron, “poderán desfrutar do contacto directo co mar”. Habrá mobiliario urbano, arbolado y zona ajardinada.
 

Además de estas conexiones para personas o bicis, el vehículo particular también tendrá protagonismo con la adecuación de aparcamientos en superficie con un total de 140 plazas y que facilitarán, tal y como indicó Calvo, espacios en puntos de fácil acceso tanto desde la entrada a Ferrol por la autopista como próximos al núcleo urbano, de modo que se pueda llega a pie, en bici o en transporte público al centro de la ciudad.
 

El vicepresidente segundo de la Xunta destacó que el acondicionamiento de la fachada marítima de Ferrol se enmarca “en la apuesta del Gobierno gallego por conseguir una movilidad sostenible y menos contaminante en las ciudades y áreas urbanas”, al tiempo que se garantiza la seguridad viaria de peones, ciclistas y vehículos”.
 

Por su parte, Francisco Barea consideró necesario “hacer un esfuerzo para humanizar el entorno de Curuxeiras, y gracias a la colaboración de la Xunta se va a convertir en realidad”.

La fachada marítima se dotará de carril bici, peatonal y aparcamientos

Te puede interesar