domingo 25/10/20

Los trabajadores de jardines denuncian el silencio de la Alcaldía a sus reivindicaciones

Los representantes de la plantilla critican que todos los grupos les han respaldado salvo el gobierno local
Nave UTE San Jose jardines
Instalaciones ferrolanas de la empresa responsable del servicio de mantenimiento de parques y jardines | DANIEL ALEXANDRE

La problemática de los trabajadores de la compañía que presta el servicio de mantenimiento de parques y jardines, la Unión Temporal de Empresas (UTE) San José-El Ejidillo, continúa lejos de solucionarse. A la larga lista de deficiencias que el pasado mes de marzo el sindicato UGT denunció en este diario, ahora se suma, afirman los representantes de los trabajadores, el silencio del gobierno local.

Francisco Macías, uno de los tres delegados sindicales de la empresa en Ferrol, afirmó ayer que en las últimas semanas el colectivo había mantenido encuentros con todos los grupos políticos de la corporación municipal, los cuales les brindaron su apoyo, salvo el PSOE, que por el momento no habría respondido a sus peticiones de reunión.

“Oficialmente, aparte de los contactos telefónicos que la representación de los trabajadores pueda haber tenido con la concejalía [de Servizos] o con el propio Concello, desde hace alrededor de un mes hemos solicitado una reunión expresa con ambos”, apunta Macías, añadiendo que, a día de hoy “no tenemos respuesta, y fue solicitada a través del grupo municipal, del jefe de gabinete de la Alcaldía y de la trabajadora del grupo”.

Conflicto laboral

Como ya se había mencionado, la problemática deriva de un pliego de condiciones laborales ligado a un contrato finalizado en 2008 y que fue prorrogado hasta su límite –a día de hoy el servicio se presta sin contrato alguno–.

Según apuntan los representantes de los trabajadores, esta situación impedía la negociación con la empresa matriz, viéndose los empleados obligados a realizar su labor en unas condiciones de seguridad nefastas y con una equipación deficiente –en algunos casos debían comprarla ellos mismos–. No obstante, apunta Francisco Macías, a raíz de la denuncia del pasado mes de marzo, e incluso el apoyo en ese momento del regidor, la parte social logró mejorar ligeramente estas condiciones, llegando incluso a un preacuerdo con la UTE que debía ser ratificado por el gobierno local.

“La empresa propuso poner en conocimiento del Concello el contenido de ese acuerdo –señala Macías–. Se organiza una reunión entre empresa, el delegado de la UTE San José-El Ejidillo, la representación de los trabajadores, la Concejalía de Servicios y el señor alcalde”. Sin embargo en dicho encuentro, apunta la parte social, “para la sorpresa de la empresa y los trabajadores” la reacción del regidor y el responsable de Servizos fue “objetar el contenido, diciendo que eso no se podía asumir y que había un pliego de condiciones ya elaborado y que ya estaba listo para tramitar, etcétera”.

Ante la negativa de la Alcaldía, asegura la representación sindical, la UTE se cerró en banda a cualquier otra negociación, permaneciendo la situación prácticamente igual a como estaba al principio. Dicho pliego, que según Macías desde la Alcaldía se aseguró que estaría listo en septiembre, todavía no ha sido presentado y no se ha facilitado a la parte social, por lo que se desconoce si recoge elementos como el aumento de ratios entre trabajadores y superficie –el anterior texto era de 2008 y ya era deficiente frente a otras urbes gallegas; ahora, doce años más tarde, la superficie ajardinada ha crecido en la ciudad–, la regulación de los trabajadores temporales o unas nuevas instalaciones.

Comentarios