viernes 19.07.2019

El servicio de orientación laboral de Cogami atiende a 911 personas en Ferrolterra

Mantiene contacto con usuarios y con empresas y a lo largo de este año se han conseguido 30 nuevos empleos

Ana Carballo es la orientadora laboral que se encarga de recorrer todos los municipios de las comarcas | cedida
Ana Carballo es la orientadora laboral que se encarga de recorrer todos los municipios de las comarcas | cedida

El servicio de empleo de Cogami (Confederación Galega de Persoas con Discapacidade) pone en contacto a sus usuarios con empresas para facilitar la inserción laboral. Lo hace desde las sedes que tiene en las distintas ciudades (en Ferrol, en la calle Sánchez Calviño). Pero no todo el mundo tiene facilidad para desplazarse y, por eso, dos días a la semana la orientación laboral se convierte en itinerante. Ana Carballo, una de las orientadoras que tienen la organización en Ferrol, recorre anualmente 6.000 kilómetros para dar servicio a los municipios de las comarcas de Ferrol, Eume y Ortegal. Son, en total, 911 personas.

Las cifras para el 2019 indican que ha realizado hasta ahora 110 orientaciones laborales, y de ellas, 40 fueron nuevas entrevistas a personas que contactaron por primera vez con el servicio. Se visitaron una decena de empresas para sensibilizar e informar sobre los perfiles de las personas que están incluidas en la base de datos y se insertaron en el mercado laboral 30 personas.


El servicio itinerante funciona desde el año 2005. Mediante contacto telefónico o a través del correo electrónico se concreta una cita presencial con la persona usuaria. En ella se actualizan el currículum y los datos personales y se pregunta sobre inquietudes laborales y preferencias a la hora de trabajar. Se pretende “evitar que sean las personas usuarias las que se tengan que desplazar hasta las ciudades, dadas las dificultades para hacerlo que existen en las zonas rurales, con núcleos de población dispersa, falta de transporte público y, en el caso de haberlo, no adaptado”, explican desde Cogami.


El perfil que predomina es el de personas que carecen de formación reglada y que, en el caso de tenerla, cuentan con estudios básicos, con conocimientos muy limitados de informática. Muchas de ellas llegan a este servicio después de haber obtenido una incapacidad laboral en su profesión habitual, derivada de haber realizado esfuerzos físicos, por lo que es necesario una reorientación de sus aptitudes para adaptarse a su nueva situación y, al mismo tiempo, a las demandas del mercado laboral actual.

También es habitual que los usuarios contacten con este servicio porque tienen a una persona conocida inscrita en la bolsa de trabajo de Cogami o porque son informadas de su existencia a través de los servicios municipales. De hecho, existe una comunicación fluida entre la entidad y los organismos públicos locales, que derivan a las persoas discapacitadas que les piden ayuda a la asociación. Y es precisamente en instalaciones municipales donde, en los distintos concellos, se llevan a cabo las entrevistas y otras actividades.

Comentarios