jueves 20.02.2020

Scratch Galicia donará 180 kilos de alimentos a la Cocina Económica de Ferrol

La tercera edición de la Ruta Turístico-Solidaria de Ferrolterra reunió a un total de 24 participantes llegados desde diferentes puntos de la geografía gallega.
imagen del grupo, al término de la prueba, con los alimentos donados
imagen del grupo, al término de la prueba, con los alimentos donados

La tercera edición de la Ruta Turístico-Solidaria de Ferrolterra reunió a un total de 24 participantes llegados desde diferentes puntos de la geografía gallega. El evento, organizado por la Asociación Automovilístico-Solidaria Scratch Galicia, en colaboración con la Escudería Scratch Fene fue puntuable para el campeonato gallego de rallyes de segunda categoría. La convocatoria logró reunir un total de 184 kilos de comida –cada persona debía entregar al menos cinco– que se entregarán a la Cocina Económica de Ferrol, al igual que se hizo en las dos ediciones anteriores.

La asociación, en colaboración con la escudería de Fene, celebró ayer una ruta turístico solidaria

Todos los equipos, salvo uno, llegaron a la línea de meta, si bien el primer premio fue para Adrián “Espi” y Cristian, con 340 puntos. El segundo y tercer premio recayeron, respectivamente, en Víctor y Nacho –325 puntos– y Alexandre y Susana –300–.

Pasadas las diez de la mañana los participantes salían, por turnos, desde la Escola Curros Enríquez de Maniños, en Fene. En esta ocasión los organizadores apostaron por un formato totalmente novedoso. Los pilotos recibieron en el momento de la salida un plano de la comarca, en el que se marcaron un total de 50 destinos con posibilidad de visitar –y con diferente puntuación para la prueba– en el tiempo establecido, unas cuatro horas. La misión era visitar la mayor parte de lugares indicados posible y sacarse una fotografía en ellos vistiendo un chaleco de la escudería, para así poder demostrar que se desplazaron hasta allí. Por ello recibían entre 10 y 50 puntos, siendo la más valorada la fotografía en medio del puente de As Pías. “Hay que dejar el coche aparcado en San Valentín o en la zona de Ferrol e ir corriendo hacia el medio del puente para que se vea detrás, en la foto, el pórtico de la antigua Astano”. De este modo explicaban desde la organización el hecho de que esa foto se premiase con la mayor puntuación. La fervenza del Belelle, el faro de Prioriño Chico y el de Cabo Prior, los castillos de Moeche y Narahío, la subida a Chamorro o encontrar el marco de San Lorenzo, en Fene, eran otros de los posibles destinos puntuables en la prueba, con paradas previstas en todos los municipios de la zona.

La imposibilidad de visitar en cuatro horas los 50 lugares estipulados por la organización llevó a agudizar el ingenio de los participantes para conseguir la mayor cantidad de puntos posible. Finalizada la prueba se desplazaron a un restaurante de As Somozas, donde degustaron un cocido. Los asistentes pidieron ayer a la organización una convocatoria similar para 2013.

Comentarios