Salida de las primeras “jackets” de Navantia y Windar para St. Brieuc

Imagen aérea de la carga de la primera plataforma sobre la pontona que viajará hacia Cheburgo | cedida

El astillero de Navantia Fene acoge a primera hora de esta tarde (15.30 horas) la salida de las cuatro primeras cimentaciones para la eólica marina que construye la compañía pública junto con windar Renovables. Las “jackets” formarán parte del parque eólico marino de Iberdrola en la localidad de Saint Brieuc, en la Bretaña francesa. El recinto cuenta con una extensión de 75 kilómetros cuadrados y una vez acabado tendrá una capacidad de generación de energía de hasta 496 MW.

El programa contempla la construcción de 62 estructuras en total. Se trata, como informan desde ambas compañías, de un proyecto exitoso y pionero para el consorcio Navantia-Windar, que refuerza definitivamente su posicionamiento como proveedor principal de eólica marina en el país galo, “con uno de los mayores potenciales de desarrollo offshore de Europa”.

La operación de embarque o carga de las estructuras, denominada en su terminología en inglés “Load out”, comenzó el pasado 3 de junio y culminó en las últimas horas. Las cuatro unidades está previsto que viajen a Cheburgo a la espera de ser instaladas en el parque marino de St. Brieuc ya durante el verano. El remolcador de bandera italiana “Kamarina”, portó hacia Ferrol a la pontona “Caroline”, que trasladará las cimentaciones.



Particularidades 


Según la información facilitada por ambas compaías, las “jackets” para el parque francés de Saint Brieuc son las de mayor tamaño que se han construido hasta la fecha, ya que se trata de estructuras de 75 metros de altura por 25 de ancho. Disponen de tres patas y su peso alcanza las 1.100 toneladas, a las que hay que sumar otras 500 toneladas más del pilote, que es la base de hormigón sobre la que se sostienen las construcciones metálicas. Otra de las novedades con respecto a unidades anteriores es que las estructuras para el recinto galo cuentan con un dispositivo hidráulico instalado en sus patas y denominado “pile gripper”, que está formado por unos cilindros hidráulicos que aportan fijación adicional mientras fragua el hormigón entre la “jackets” y el pilote, reduciendo de este modo posibles riesgos de desajuste en la instalación del aerogenerador, tal y como se informó desde las compañías.

Hace ahora justo un año se finalizaba la tercera “jacket” de este pedido de 62, que se correspondía con la número 100 de cuantas se han construido hasta la fecha. 

Salida de las primeras “jackets” de Navantia y Windar para St. Brieuc

Te puede interesar