Miércoles 12.12.2018

Reportaje | Bomberos por un día y nuevas experiencias que llevar de vuelta a Tinduf

Ojos como platos, tímidas sonrisas y, sobre todo, curiosidad por aprender. Ocho de los doce niños saharauis que se encuentran en la ciudad este verano dentro del programa “Vacacións en paz” llevado a cabo por la entidad

Los niños y niñas disfrutaron en las instalaciones como una de las actividades programas, junto con un partido solidario | j.meis
Los niños y niñas disfrutaron en las instalaciones como una de las actividades programas, junto con un partido solidario | j.meis

Ojos como platos, tímidas sonrisas y, sobre todo, curiosidad por aprender. Ocho de los doce niños saharauis que se encuentran en la ciudad este verano dentro del programa “Vacacións en paz” llevado a cabo por la entidad Solidariedade Galega co Pobo Saharaui (Sogaps) visitaron ayer el parque de Bomberos de Ferrol para ponerse en la piel de estos efectivos por un día.
Se trata de la primera vez que acudían a estas instalaciones y, aunque al principio la vergüenza se impuso como protagonista, poco a poco el hielo se fue rompiendo y de la mano de varios profesionales del parque que se encontraban realizando su guardia de 24 horas fueron conociendo y palpando todos los materiales con los que se trabaja a diario en las emergencias.
Los pequeños pudieron subirse a diferentes camiones y comprobar cómo suenan su sirenas, conocer la grúa elevadora desde dentro y la lancha de rescate así como subir a la sala de control y probar el sistema de megafonía. Aunque sin duda, una de las partes que más les gustó fue acabar la visita en el gimnasio probando las pesas y bicicletas.
Tanto niños como niñas quedaron encantados y agradecidos de las explicaciones recibidas –fueron muchos los que aprovecharon para solventar dudas acerca de la profesión– y destacaron la importancia de ser bomberos aunque, preguntados si alguno quería dedicarse a eso de mayor, solo uno levantó la mano; la gran mayoría sueñan con ser médicos.
La delegada de Sogaps en Ferrol, Ana Rodríguez, lleva desde 1992 acogiendo niños procedentes de Tinduf en su casa y este año cuenta con dos, Hanna, para la cual este será el último verano en Ferrol –el programa se establece para menores de 7 a 12 años– y Yusef, un pequeño de nueve años que reside en la ciudad naval debido a la enfermedad renal que padece y que le obliga a ser tratado en La Paz de Madrid.
“Estamos aprovechando los últimos días, a carreras con los médicos y disfrutando de todo lo que no tienen allá”, indicó Ana, al mismo tiempo que agradeció la colaboración del Concello y de Protección Civil para llevar a cabo actividades como esta o la visita a la piscina de Caranza “que les encanta”.
Aunque en esta edición de “Vacacións en paz” Ferrol ha traído a más niños que otras ves, todavía sigue siendo necesaria mucha más ayuda para que pueda venir el mayor número posible de menores saharauis. “No sé si es que la gente desconoce realmente el problema, pero es que son nuestros refugiados”, señaló la delegada de zona de Sogaps, al mismo tiempo que señaló que ya está abierto el plazo de inscripción para la edición del próximo año.
Los doce pequeños comenzarán a irse el 30 de este mes a Tinduf en varios vuelos escalonados hasta el 9 de septiembre con nuevas historias en la maleta.

Partido solidario
El próximo viernes 24 la concejalía de Benestar Social y Sogaps organizarán unos partidos solidarios de fútbol y baloncesto “en apoio ao pobo saharaui así coma unha xornada de ocio para as nenas e nenos que pasan o verán na nosa comarca” en el pabellón de Esteiro a partir de las 16.30 horas.
La asociación ya está vendiendo rifas actualmente para ayudar a la Comisión Sanitaria de la entidad que se dedica a atender en los campamentos de Tindouf consultas generales, de pediatría, y de ginecología, entre otras, por lo que necesita medicinas para abastecer a la gran población, sobre todo niños, que se encuentra enferma. l

Comentarios