Domingo 18.11.2018

El PP advierte de que el cierre de Endesa sería grave para la comarca

El Parlamento de Galicia aprobó ayer una proposición no de ley del Partido Popular para que la Xunta inste al Ejecutivo Central a que lleve a cabo un proceso de transición energética más sostenible que evite un cierre abrupto de las centrales

La central térmica de As Pontes es una de las más sostenibles de toda España
La central térmica de As Pontes es una de las más sostenibles de toda España

El Parlamento de Galicia aprobó ayer una proposición no de ley del Partido Popular para que la Xunta inste al Ejecutivo Central a que lleve a cabo un proceso de transición energética más sostenible que evite un cierre abrupto de las centrales de As Pontes y Meirama. Esta propuesta solicita la constitución “de inmediato” de un grupo de trabajo a nivel autonómico para que analice y desarrolle un modelo de transición energética “más racional y sostenible ambiental y económicamente”.
Los populares sostuvieron en su intervención que, de no revisarse el modelo, se realizaría un cierre abrupto de ambas centrales que afectarían a más de un millar de puestos de trabajo en la región y a la pérdida de unos ingresos anuales que rondan los 110 millones de euros. Este cierre, cuya primera fase sería en 2020, refiere a la normativa europea de reducción de emisiones, que fija su práctica erradicación para el mencionado año y una total eliminación una década más tarde.
El diputado popular, Diego Calvo, defendió un modelo de transición mixto, apostando por las energías renovables a la vez que se evita una eliminación súbita de las tradicionales, como la térmica. Calvo criticó de este modo que se trate a la central de As Pontes –con una gran inversión anual por parte de Endesa para la reducción de emisiones–, con otras muchas del territorio nacional que a lo largo de su vida útil jamás han tratado de realizar acciones similares.
Los populares solicitaron, además, la instauración inmediata de los mecanismos de capacidad suprimidos, de acuerdo con los criterios establecidos por la Unión Europea para aquellas centrales térmicas y de carbón más sostenibles; entre ellos la dotación de una ayuda de 20 millones de euros para la adecuación de las instalaciones a la normativa europea.

Respuesta de los grupos
En el debate parlamentario, el grupo del BNG criticó la “ausencia” de una política energética “seria” por parte del gobierno autonómico, además de una falta de adecuación a las nuevas normativas europeas de la central de Meirama por parte de Naturgy, acusando a la corporación de perder el tiempo.
Por parte de En Marea, su portavoz, Francisco Casal, animó a la Xunta a “pensar, desde ya, en el futuro de las centrales”. Casal fue más positivo en su exposición, señalando que “cada empleo que se pierde por la transición energética generará cuatro nuevos”, a la vez que animó al Parlamento Gallego a “ponerse a trabajar ya en los contratos de transición que podrían augurar una agenda de fuerte progreso para As Pontes y Cerceda”. l

Comentarios