lunes 18.11.2019

As Pontes calienta motores para una protesta histórica frente al Congreso

Cerca de 130 camiones partieron ayer de la villa pontesa, a los que se unirán veinte autobuses
Caravana de camiones por el centro de As Pontes y en la autovia de L
Caravana de camiones por el centro de As Pontes y en la autovia de L

Las protestas por el posible cierre de la central térmica de As Pontes llegará esta misma tarde de nuevo a Madrid, con una multitudinaria protesta que buscará, con el colapso de los accesos al Congreso de los Diputados, visibilizar la crisis energética que amenaza con ahogar la comarca. Una comitiva de más de 130 camiones partió durante la tarde de ayer de la villa pontesa con el objetivo de llegar antes del mediodía de hoy a la capital; a estos se sumarán cerca de veinte autobuses y varios centenares de vehículos particulares para desplazar a varios millares de vecinos de los municipios afectados hasta el lugar de la movilización.

Se trata, por tanto, de una de las mayores protestas en la historia reciente de la localidad, convocada por el grupo de trabajo formado a raíz del inicio de la crisis y en el que confluyen políticos, sindicatos, empresarios y trabajadores. En el municipio, paralelamente, se ha decretado una huelga general para facilitar el desplazamiento hasta Madrid de los vecinos.

No obstante, a pesar de que esta masiva protesta parte de la villa pontesa, contará también con la participación de habitantes y políticos de Ferrol y Vilalba –que pondrán uno y dos buses a disposición de los vecinos– o Narón. En este caso, la alcaldesa de la localidad, Marián Ferreiro, participará en las protestas junto al viceportavoz de TEGA, Guillermo Sánchez, y los ediles Ibán Santalla, Pablo Mauriz, Mercedes Taibo y Santigo Galego. Además, en la concentración participarán también regidores y habitantes de localidades como Carboneras, en Almería, o Cubillos del Sil y Ponferrada, en León, que también se han visto afectados por el futuro cierre de sus respectivas centrales.

La muerte de la comarca

El cierre de la central, tal y como afirma el representante del colectivo de transportistas de carbón, Cholo Bouza, supondría un gran varapalo para el tejido industrial de las comarcas de Ferrol, Eume, Ortegal, Terra Chá y la Mariña Lucense, llegando a calificarlo como la “muerte económica” de las mismas.

“As Pontes sabe lo que hay, sabe que o sacamos esto para adelante o se muere la mitad del pueblo (...) y vamos a seguir peleando mientras tengamos posibilidad de hacerlo”, afirma Bouza. En cuanto a los transportes que durante este mes entre el puerto de Ferrol y la central térmica, el representante del colectivo explica que se trata de un “parche” y que lo que se necesita es una solución real y viable ante esta problemática.

Apoyos institucionales

Desde el inicio de la crisis, las diferentes administraciones ofrecieron su apoyo a los colectivos afectados, aunque no sin roces entre los diferentes grupos.

Al igual que sucedió el pasado lunes en Narón y San Sadurniño, la moción presentada ayer por el Partido Popular en el pleno extraordinario de Ferrol en favor de la adopción de medidas para la reactivación de la central fue rechazada por el resto de grupos de la corporación. El texto, que exigía la dimisión de la ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera, de no encontrarse una solución inmediata, fue defendido por el portavoz de los populares, José Manuel Rey Varela, que explicó que se trataba de una moción de “apoyo y solidaridad con los trabajadores”.

El grupo de Gobierno propuso a su vez una enmienda para el texto –rechazada por el PP–, en la que se pedía “a las administraciones con competencia en Industria, tanto el Ministerio como a la Consellería” medidas urgentes de “reactivación económica y captación industrial” para las comarcas afectadas.

Tras la votación en contra, el portavoz de Ferrol en Común, Jorge Suárez, censuró el texto, calificándolo de “texto de tipo político en plena campaña electoral”, acusando a los populares de tratar de crear “unha dicotomía de que se non apoias esta moción non estás cos traballadores”. Suárez criticó además que en la iniciativa plenaria no se hiciera mención a Endesa, “que é a que ten que facer a inversión”.

Por parte del BNG, su portavoz, Iván Rivas, cargó incluso con mayor intensidad contra la postura del PP, apuntando que proponen “que lle entreguemos millóns de euros a unha empresa, que vostedes decidiron provatizar, para defender os seus intereses económicos”.

Feijóo llama a la unidad

Mientras en As Pontes los vecinos se preparan para la protesta, el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, apeló en declaraciones a los medios tras una jornada sobre Responsabilidad Social Corporativa, por “traballar unidos, con razoamento e con argumentos”. Núñez Feijóo insistió en el hecho de que Galicia cumple con sus obligaciones de reducción de emisiones de CO2, recordando que “entre 1990 e 2019 disminuiron un 5%, mentrs que España as aumentou un 13%”.

En este sentido, el presidente hizo hincapié en que la central “fixo inversións para axustarse ás esixencias da Unión Europea”, pese a que la problemática viene del mercado de emisiones.

Comentarios