viernes 20.09.2019

El Parlamento exige medidas concretas al Gobierno central para reactivar la planta de Endesa de As Pontes

Proponen iniciativas como la eliminación del céntimo verde al carbón o exenciones fiscales por adaptar las instalaciones
El Parlamento exige medidas concretas al Gobierno central para reactivar la planta de Endesa de As Pontes

El Parlamento de Galicia aprobó durante la sesión plenaria de la mañana de ayer una proposición no de Ley para que la Xunta reclame al Gobierno central medidas concretas para reactivar la producción en la central térmica de Endesa en As Pontes.

El texto, presentado por el grupo popular, detalla cinco iniciativas para dar continuidad a la actividad de la planta, como son la supresión del céntimo verde al carbón, “ao igual que se ten realizado para outras tecnoloxías, como é o caso do gas”; la adopción de un mecanismo de compensación de pagos por capacidad; la exención de medidas fiscales “ás centrais térmicas de carbón de importación que estean en proceso de adaptación” a la normativa comunitaria; la fijación de una redistribución específica cuando se usen combustibles menos contaminantes; y, finalmente, la participación del ejecutivo en las iniciativas conjuntas de la Xunta con el resto de agentes afectados por la situación.

La proposición, que fue aprobada gracias a la mayoría popular en la cámara, fue objeto de enmiendas por parte de los grupos Socialista, Común da Esquerda y Mixto, que proponían medidas adicionales, como la creación de un grupo de trabajo interministerial para abordar la situación; incluir a la propia Endesa en el esquema de economía circular gallega; la incorporación de partidas en los presupuestos de Galicia para 2020 para formar e incentivar sobre el uso de energías renovables; o la elaboración de un Plan que permita la salida laboral en la zona de las personas dependientes del sector, con medidas concretas a corto plazo para los transportistas de carbón. Todas estas enmiendas, no obstante, fueron rechazadas.

Cruce de acusaciones

A pesar de que todos los grupos compartían la preocupación por la situación de la central, la sesión parlamentaria no estuvo carente de cruces de acusaciones y ataques varios entre las diferentes formaciones.

El viceportavoz popular, Miguel Tellado, cargó contra el ejecutivo central, afirmando que el Gobierno de Pedro Sánchez “non só non resolveu ningún problema, senón que introduiu dúbidas en sectores nos que había certezas”. Tellado afirmó, además, que “as políticas socialistas levaron á paralización case total da actividade industrial nas Pontes durante catro meses”, pese a que el precio de las emisiones de CO2 en la atmósfera proviene del mercado europeo, totalmente ajeno a los devenires políticos de España.

Por su parte, la diputada socialista Begoña Rodríguez acusó a la Xunta de no prestar atención a la problemática de las centrales térmicas gallegas “ata que o señor Pedro Sánchez accedeu á Presidencia do Goberno”, además de apuntar que “nin sequera fixeron unha xestión co comisario de Enerxía da Unión Europea, Arias Cañete”.

Paralelamente, el representante del BNG, Xosé Luis Rivas, advirtió que se aproximaba “un outono quente” por la situación de los trabajadores de las industrias auxiliares y los transportistas de carbón, proponiendo “un novo sistema” en oposición a que “as térmicas vivan sempre de rendas”; mientras que el diputado del grupo Común da Esquerda, Antón Sánchez, acusó a los populares de “darlles prebendas ás eléctricas para que se forrasen”, al tiempo que espetó que la Xunta estaba “escorrendo o bulto da súa responsabilidade” y cuestionó los planes del Gobierno gallego sobre transición energética.

Finalmente, el representante del Grupo Mixto, Pancho Casal, cargó contra la iniciativa del PP, calificando de “absurdo” el “pretender pagar a Endesa por emitir gases invernadero”.

Visita instucional

Por otro lado, el presidente de la Diputación y alcalde de As Pontes, Valentín González, mostró su satisfacción con la reunión del pasado martes con el Ministerio de Transición Ecológica durante una visita institucional a Ferrol.

González Formoso llamó a “esclarecer o escenario” por parte del ejecutivo central y la propietaria de la planta para hacer así “unha transición xusta, gradual ao peche da central ou a súa transformación nun centro distinto porque cambiamos de combustible”. Pese a esto, el regidor definió el encuentro como “un gran paso”.

Comentarios