viernes 27/11/20

Nace el primer concurso de belenes artesanos caseros “Alfredo Martín”

Su alumno y amigo Justo Lorenzo ideó el certamen en el que colaboran el CCA A Magdalena 
y Diario de Ferrol

Martín trabajando en su creación, la cual inició en la década de los 40 con su destreza y generosidad | cedida
Martín trabajando en su creación, la cual inició en la década de los 40 con su destreza y generosidad | cedida

Después de la muerte el pasado mes de agosto del polifacético artista local Alfredo Martín a los 89 años, han sido muchos los gestos de cariño que se han sucedido reclamando su recuerdo en forma de iniciativas. Precisamente, el pasado mes de octubre el Concello de Ferrol aprobaba en pleno que la glorieta ubicada frente a la Orden Tercera llevase su nombre y ya suenan voces que piden un certamen de bandas apelado del mismo modo.
Dentro de estos gestos de admiración y cariño se enmarca el primer Concurso de Belenes Artesanos Caseros “Alfredo Martín”, con su exalumno y amigo íntimo Justo Lorenzo “Tito” a la cabeza. “Tengo 64 años y lo conozco desde que nací. Trabajé con él en el Belén de la Orden Tercera muchos años y le tengo mucho cariño porque me enseñó mucho, por eso quería agradecerle todo lo que nos enseñó: compañerismo, educación, generosidad...”, destaca el ferrolano, que, por supuesto, aprendió del maestro a hacer los Nacimientos, práctica que, a día de hoy, sigue realizando en su casa por gusto y por petición familiar.
“Tito” recuerda que tanto Martín como el sastre Manolo da Silva organizaban hace décadas concursos de belenes y hacían de jurado, “así que pensé que recuperarlos era una buena forma de homenajearle y que llevasen su nombre”.
El ferrolano, militar en la reserva, propuso la idea a la familia del artista –que le agradeció emocionada la iniciativa–, y al Centro Comercial Aberto (CCA) Ferrol a Magdalena y Diario de Ferrol para que colaborasen en el certamen. Así, la obra ganadora se llevará un vale de 50 euros de compras del CCA y el segundo y el tercer premio recibirán una placa conmemorativa. El único requisito para participar es ser residente en el municipio ferrolano y el estilo y material a emplear serán elección propia. Los interesados pueden inscribirse en el 981 364 036 o en el correo [email protected] antes del 18 de este mes.
El jurado estará compuesto por antiguos belenistas –presidido por la familia de Alfredo Martín– y las creaciones serán visitadas el día 22 y los resultados saldrán publicados en este mismo medio.
“Sería una cosa buena también involucrar a las asociaciones de vecinos y yo, por ejemplo, que estuve muchos años de secretario en la de Canido, me comprometería a hacer un belén el año que viene, con tiempo, ya que su local actual es muy grande”, indica Justo Lorenzo.
Cabalgatas de antaño 
Además del famoso belén de la Orden Tercera, en el que Lorenzo movió figuras, hizo de paje y, por supuesto, ayudó a construir durante muchos años, el ferrolano recuerda con cariño las cabalgatas de reyes de los años cincuenta, ideadas también por Alfredo Martín con ingenio y esfuerzo.
“Las que él organizaba eran totalmente gratuitas, no como las de ahora que valen millones. De aquella este señor iba a poner la cara, y yo con él, a pedir ayuda. Marina nos dejaba los camiones, paleábamos el carbón y cargábamos un camión... Después íbamos a Pedregal y nos dejaban una carroza, en Los Quince Hermanos otra y en Bazán la que era la estrella... le daba trabajo a a la ciudad porque la Papelera Ferrolana vendía gorritos de cartón rojo con un pompón y los niños llevaban un esquijama y la capa de colegios como Las Mercedarias y ya iban vestidos de paje... había peleas por ir”, recuerda.
Asimismo, la generosidad de Alfredo Martín también es un aspecto a destacar por “Tito” ya que los mejores regalos que recuerda por Reyes se los hizo el artista. “Tanto a mí como a todos los que trabajábamos con él nos regalaba cosas con lo que sacaba; un año me compró una melódica, que era como un órgano por el que soplabas, y me acordaré toda la vida de eso porque yo nunca había tenido un regalo tan bueno”, asegura.
El concurso, además de servir de homenaje, servirá también para fomentar la imagen de ciudad y configurar otro atractivo. “Esto es como el Camino de Santiago o la Semana Santa, que no hay muchos creyentes pero vienen y lo hacen igualmente”, señala Justo Lorenzo. l

Comentarios