lll

Recibe cada mañana las últimas noticias. REGISTRARME

Recibe las noticias desde Telegram. ÚNETE

El gobierno pide “responsabilidade” para aprobar el plan de movilidad

Los plazos y procesos de peatonalización se encuentran en el germen de las diferencias entre grupos municipales | jorge meis

El pleno que se celebra esta mañana, a las diez, ya en horario de verano, pretende la aprobación inicial del Plan de Mobilidade Urbana Sostible –PMUS–, un documento indispensable para planificar el modelo de ciudad pero también un plan con el que un Concello como Ferrol tiene que tener aprobado para poder optar a ayudas como las del Edusi para un proyecto como el de la humanización del primer kilómetro de la carretera de Castilla.
 

Solo Ferrol en Común mostró su apoyo a este plan mientras que PP y BNG se manifestaron en desacuerdo con sus contenidos. Únicamente el apoyo de una de estas dos formaciones o bien la abstención de ambas podrían conseguir que Ferrol contase con un PMUS , y a día de ayer las posturas se encontraban bastante distantes.
 

El portavoz del BNG, Iván Rivas, anunció que su grupo se abstendrá, pero si el PP vota en contra los apoyos no serán suficientes. Rivas, como en su momento hizo el PP oponiéndose a un modelo de peatonalización con el que se muestran en desacuerdo, explicó ayer que han presentado hasta 20 alegaciones de las que no se ha tenido en cuenta ninguna. Apunta que el PMUS contempla que debe incluirse una zona de bajas emisiones que no aparece en el documento y que la peatonalización de A Magdalena está planificada a demasiado largo plazo, por lo que no solo hipotecaría este mandato sino otro entero más.
 

Con respecto al transporte público, Rivas apunta que no se expone ninguna temporalización ni presupuesto para actuar.
 

En relación a la pérdida de subvenciones, el portavoz del BNG recordó que ha habido una convocatoria para la implantación de zonas de bajas emisiones a las que Ferrol no se ha presentado y que lo que suceda “será consecuencia das súas decisións”.
 

Entre las propuestas nacionalistas se encuentra, además de la declaración del barrio de A Magdalena como zona de bajas emisiones, la puesta en marcha de corredores verdes en el Sánchez Aguilera, la mejora del transporte público, dotando líneas de interés municipal, o la adecuación del urbanismo a una peatonalización, algo que consideran que no se está haciendo con el abuso del hormigón en los viales del barrio histórico de A Magdalena “o que amosa que a prioridade do goberno non é peonil, bicicleta, bus, e por último coche, como tería que contemplarse no PMUS  senón ao revés”.

El gobierno pide “responsabilidade” para aprobar el plan de movilidad

Te puede interesar