lll

Recibe cada mañana las últimas noticias. REGISTRARME

Recibe las noticias desde Telegram. ÚNETE

El fallido proyecto de la carretera de Castilla pretendía igualar barrios

La actuación no solo afectaría a la circulación rodada sino que ampliará la zona dedicada a los peatones | j.m.

El último pleno dejó al Concello sin un Plan de Mobilidade Urbana Sostible –PMUS– que el ejecutivo pretendía sacar adelante para disponer de esta herramienta básica de una ciudad pero también por la obligatoriedad de contar con este documento para poder optar a determinadas subvenciones a nivel nacional y europeo que exigen que los Ayuntamientos que opten a estas ayudas para  actuaciones dispongan de dicho documento.
 

Por eso, no haber aprobado el PMUS –contó con los votos favorables del grupo de gobierno y Ferrol en Común, la abstención del BNG y el voto en contra del Partido Popular– ha dejado ya un proyecto de envergadura en el camino, el del primer kilómetro de la carretera de Castilla.
 

Aunque ya se disponía del contenido para la actuación, las ayudas europeas exigen un plazo concreto para la finalización de la obra “ao que xa non chegamos sin PMUS aprobado”, explicó el portavoz del ejecutivo local, Julián Reina.
 

Más allá de las valoraciones sobre el rechazo del PMUS en las que Reina ve un intento claro por parte de los populares de “frenar a xestión do alcalde, tendo en conta que no tempo que levamos gobernando xa hai adxudicadas obras por tres millóns máis que no mandato do PP”, el también concejal de Urbanismo considera que se ha perdido una gran oportunidad, aunque el proyecto ya está redactado y eso “é unha boa nova”, indicó, ya que cuando se pueda ejecutar, sin una vinculación con un plan de movilidad, podrá llevarse a cabo.
 

El edil explicó que la actuación en ese tramo de la carretera de Castilla entre la plaza de España y la de O Inferniño se planteó para ejecutar en el marco de la Estrategia de Desarrollo Urbano Sostenible –Edusi– porque el ejecutivo socialista consideraba que era necesario llevar a cabo una intervención para “mostrar a igualdade entre os barrios”. Por eso, se pretendía hacer similar la fisonomía del vial y de su entorno, de tal modo que “poideran disfrutar del do mesmo xeito os veciños de Recimil que os do Ensanche”.
 

Así las cosas, se pretendía llevar a cabo una igualación de las aceras de ambos lados y reducir los carriles de circulación rodada, ya que los tres actuales no son necesarios con los flujos que hay.

 

Una transformación real

Asimismo, Reina apuntó que con la pandemia y la necesidad de salir a la calle de la gente, quedó de manifiesto que muchas aceras de la zona derecha en dirección salida de la ciudad eran demasiado estrechas y apenas permitían mantener las distancias de seguridad, por eso se vio que tampoco eran operativas para sillas de ruedas o personas con movilidad reducida. El objetivo, pues, era “devolver o espazo aos veciños e igualar barrios”. 
 

Entre los contenidos del proyecto, se buscaba también enlazar esa zona de la carretera de Castilla con As Pías, con dotación de arbolado en la zona del Ensanche, eliminando ejemplares actuales que han levantado las aceras de la zona.
 

Se trataba, insistió Reina, de “unha trasnformación real”, por lo que considera necesario que este 

proyecto se retome en cuanto sea posible independientemente de que ahora no pueda ejecutarse por las circunstancias sobrevenidas.

El fallido proyecto de la carretera de Castilla pretendía igualar barrios

Te puede interesar