lunes 14.10.2019

Denuncian grietas, filtraciones, humedades e instalaciones deficientes en el juzgado de paz eumés

El sindicato Alternativas na Xustiza-CUT denuncia el mal estado en el que se encuentra el Juzgado de Paz de Pontedeume. Situación que ya fue criticada por este colectivo a finales de 2016

Denuncian grietas, filtraciones, humedades e instalaciones deficientes en el juzgado de paz eumés

El sindicato Alternativas na Xustiza-CUT denuncia el mal estado en el que se encuentra el Juzgado de Paz de Pontedeume. Situación que ya fue criticada por este colectivo a finales de 2016 y que sigue igual, “malia as promesas e compromisos adquiridos polo alcalde da vila”.

Desde Alternativas na Xustiza-CUT explican que ya entonces se mantuvieron reuniones con el alcalde Bernardo Fernández para informarle de los problemas del edificio en el que hay humedades, grietas y una instalación eléctrica muy deficiente, “que podería provocar un cortocircuito e causar graves estragos no xulgado”. En aquella fecha, aseguran, el regidor se comprometió a que una vez aprobados los presupuestos de 2017 se reservaría una partida para acometer las mejoras. En marzo de 2017, apuntan desde el sindicato, el alcalde les manifestó que una empresa valoraría los daños y que estaban a la espera de recibir el presupuesto para acometer los trabajos. “A día de hoxe, 14 meses despois, a situación é a mesma”, aseguran desde Alternativas de Xustiza. Por todo esto recuerdan al Concello que tienen las t rasferencias sobre el juzgado de Paz y que por lo tanto es responsabilidad de la administración local evitar que los profesionales que trabajan en el centro deban hacerlo en unas “instalacións tercermundistas”, en comparación con otras dependencias municipales. 
En el edificio, apuntan, los trabajadores pasan frío, ya que al tratarse de una construcción de piedra próxima a la ría es complicado caldear la estancia, “xa que o sistema de calefacción e climatización é pésimo para conseguir acadar unha temperatura axeitada para traballar”, explican. 


Desde el sindicato sostienen además que se están incumpliendo “as normas de saúde laboral”, ya que en invierno “a temperatura no interior das dependencias do xulgado é inferior a dez graos”, soportando los dos funcionarios que trabajan allí “temperaturas xélidas e teñen que vestir roupa axeitada para poder aturar o frío”.
La instalación eléctrica también es deficiente. “As barras fluorescentes penden de dous cables e ameazan con soltarse, incumplindo tamén a lei de Seguridade e Riscos Laborais”, aseguran.

Comentarios