martes 10.12.2019

El Concello cierra el centro cívico de Caranza, afectado por las fuertes lluvias

La unidad de Benestar Social y los trabajadores municipales han sido trasladados a otras dependencias
El Concello inició ayer intervenciones de emergencia en el edificio de Carlos III y en A Malata y se vio obligado a cerrar al uso el centro cívico de Caranza | j.m.
El Concello inició ayer intervenciones de emergencia en el edificio de Carlos III y en A Malata y se vio obligado a cerrar al uso el centro cívico de Caranza | j.m.

Las fuertes lluvias de esta semana no solo han producido accidentes como la caída de la vivienda declarada en ruina de la calle Carlos III, el desprendimiento de chapas en la cubierta del campo de A Malata o el derrumbamiento de algún muro el pasado jueves, sino que han motivado que instalaciones municipales como el centro cívico de Caranza se haya visto obligado a cerrar sus puertas al público, ante la masiva caída de agua en el interior del edificio.

De este modo, como explicó la presidenta de la AVV de Caranza, Mapi Rodríguez, el centro cívico s cerró en la tarde-noche del jueves y permanecerá sin actividad hasta que se determinen, por parte del Concello, las actuaciones que es preciso realizar. No se trata, indicó, de una gotera, sino que la abundante caída de agua ha dañado la sala de calderas, paredes, pasillos salón de actos y despachos, entre otras dependencias.

Hasta el edificio municipal se desplazaron el alcalde, el edil de Seguridad, la concejala de Obras, Ana Lamas, y técnicos municipales para examinar la cubierta y valorar los daños, además de precisar la asistencia de los Bomberos en varias ocasiones para intentar desatascar los canalones.

La gravedad de la situación llevó a que se procediese al cierre de la instalación con la consiguiente suspensión de la actividad tanto de la biblioteca como de la entidad vecinal y de la unidad básica de Benestar Social, que pasó a prestar servicio mientras está cerrado el centro en el edificio social de la calle Sánchez Barcáiztegui. Asimismo, se retiraron equipos técnicos del salón de  actos al teatro Jofre y el conserje fue trasladado a otras dependencias municipales. 

El estado del inmueble no se debe únicamente a las recientes lluvias sino que, como explica la representante vecinal, el centro ya se vio afectado en el año 2009 por el “Klaus” y nunca se llevó a cabo una actuación completa.

Ahora será preciso analizar las necesidades y hacer un proyecto de actuación para poder reabrir el centro cívico y habrá que esperar, además, a que mejore el tiempo para poder actuar.

Como consecuencia, además, ha sido necesario aplazar la celebración de la Semana de la Música y la exposición de fotografía para más adelante, tal y como se explicó desde la entidad.

Aparte del cierre del centro cívico, ayer fue necesario continuar con las actuaciones de limpieza e intervención urgente en algunos espacios dañados por el temporal.

Así, el alcalde, Ángel Mato, informó ayer de que el Concello comenzó a retirar los restos de la casa de la calle Carlos III, en el barrio de Esteiro, a través del área de Obras. Ayer mismo se esperaba que estuviesen concluidos los trabajos de retirada de escombros –que cayeron a la vía y sobre un vehículo estacionado–. Además, los técnicos municipales realizaron un análisis para ver qué medidas de consolidación de la edificación es necesario llevar a cabo y, en este sentido, se pondrán en contacto con los propietarios del inmueble con el fin de que ejecuten los trabajos en un plazo de 48 horas –el edificio ya estaba calificado como en ruinas– para garantizar la estabilidad de los muros y otros elementos constructivos. El accidente se debió, como indicó Mato, al temporal pero la existencia de una plancha metálica en la fachada  actuó como vela hizo que se viese arrastrada el resto de la fachada.

En el caso de que la propiedad no se haga cargo de la actuación de forma inmediata, será el Concello el que asuma los trabajos  de oficio, con las consecuentes penalizaciones y cobro posterior al dueño de la edificación.

Se trata, como señaló el concejal de Urbanismo, Julián Reina, de “evitar posibles desprendementos e riscos para os veciños, ademais de poder abrir canto antes a rúa ao tráfico de coches e ao paso de persoas, reducindo as molestias que se poidan producir”.

En este sentido, Reina llamó al atención sobre este suceso como “aviso” a los propietarios de construcciones deterioradas para que “sean conscientes da necesidade de acometer aquelas actuacións que garantan a seguridade”.

Además de la revisión del edificio de Esteiro, también se desplazaron técnicos a A Malata para comprobar con una plataforma el estado de la cubierta en la zona de preferencia y tribuna, que es donde, al parecer, existía mayor riesgo de caída de chapas. En la jornada de ayer se iniciaron ya los trabajos de fijación, de modo que se espera que todo esté listo para la celebración del partido del domingo.

Efectivos de Urbaser procedieron también durante la jornada de ayer a la revisión de sumideros y a la retirada de cristales en diferentes zona de la ciudad y se dio aviso a algunos propietarios para que tomasen medidas con muros y otras construcciones.

Comentarios