domingo 15.12.2019

El comité de Navantia emplaza al nuevo gobierno a concretar sus compromisos

La manifestación de ayer se solidarizó con el exsecretario comarcal de la CIG, para el que piden dos años de prisión
La manifestación, a su paso por la avenida de As Pías | jorge meis
La manifestación, a su paso por la avenida de As Pías | jorge meis

Apenas unas horas después de las elecciones generales y como estaba previsto en el calendario de movilizaciones aprobado a finales del mes pasado, el naval de la ría de Ferrol salió de nuevo a la calle para reclamar carga de trabajo inmediata para los astilleros públicos y, además, para expresar su solidaridad con el exsecretario comarcal de la CIG, Xesús Anxo López Pintos, cuyo juicio por un presunto delito de atentado, lesiones y coacciones comenzó ayer en la Audiencia Provincial de A Coruña.

La manifestación salió de las 10.30 horas de la puerta principal del astillero ferrolano hacia la gasolinera de As Pías. Las cerca de 2.000 personas que secundaron la movilización se encontraron allí con sus compañeros de la factoría fenesa. El portavoz del comité de Navantia Ferrol, Miguel Pol, recordó entonces los motivos de esta segunda manifestación, menos de una semana después de la primera. “A clase traballadora está atacada en Ferrolterra por dúas cuestións que van unidas: a reivindicación de carga de traballo” para, apuntó, evitar “pasar dous anos moi duros” y, por otra parte, para “solidarizarnos cun compañeiro precisamente por defender carga de traballo noutro momento crítico –2012– que consideramos un ataque flagrante á clase traballadora e unha forma de intentar amedrentarnos”. “Queremos que saiban que non o van conseguir”, recalcó Pol. 

Escenario político 
El portavoz del comité de Ferrol y la presidenta del de Fene, Adela López, insistieron en que el futuro laboral en las factorías es “dramático” y ya se ha cobrado las primeras víctimas en la industria auxiliar. “Estamos a falar de cincocentos despedimentos en Ferrol e, se non hai novidades, van chegar progresivamente aos 2.000 o próximo verán”, advirtió antes de adelantar que “estamos decididos a continuar coa loita ata que a clase política, cando se conforme o goberno, concrete as promesas que fixo”. “Todos lembramos”, incidió, “aos delegados do Goberno e aos líderes políticos de todas as cores comprometidos con Ferrolterra. Agora é o momento de concretalo e de que nos dean datas de cando imos ter traballo antes das F-110”. Se refirió así Pol a la demanda de un buque logístico –AOR– que sirva de puente hasta la ejecución de la nueva serie de escoltas. 

Adela López, por su parte, reclamó “un barco en las gradas” para el astillero fenés. “Estamos desarrollando proyectos de eólica marina”, apuntó, “pero no vemos normal que una factoría como esta se dedique solo a un determinado tipo de negocio”.

Nave-dique
Los comités también se pronunciaron sobre el anuncio de la SEPI de invertir 100 millones de euros en la modernización del astillero ferrolano. “Era algo agardado que, ademais, vai supoñer o inicio da transformación do noso estaleiro”, manifestó el portavoz de la plantilla, Miguel Pol. 

Así, destacó que esa necesidad viene motivada porque “a nosa estrutura como estaleiro é propia dos anos 40 ou 50 do século pasado”. Además, recordó que “a día de hoxe a produtividade” de la factoría “está seriamente condicionada”, aunque subrayó que este primer paso “ten que concluír coa nave-dique que tamén está comprometida” en el programa de modernización. “Un investimento é complemento do outro”, añadió, “pois, como xa se dixo cando se formulou o estaleiro 4.0, a produtividade en Navantia non estaba nas súas instalacións á altura do resto dos estaleiros do mundo. Por iso é urxente transformar as instalacións”.

Comentarios