Jueves 23.05.2019

La Cocina Económica registra el mayor incremento de comensales desde 2013

Las cenas aumentaron casi un 50% y la media de usuarios en los comedores es de 115 personas

La institución precisa de voluntarios pero sobre todo de socios para garantizar el relevo generacional de un servicio esencial en la ciudad | jorge meis
La institución precisa de voluntarios pero sobre todo de socios para garantizar el relevo generacional de un servicio esencial en la ciudad | jorge meis

En verano ya se había experimentado un importante repunte en el número de usuarios de la Cocina Económica pero ahora, en pleno invierno, la situación lejos de mejorar se ha convertido en algo preocupante, tal y como confirma el presidente de la Cocina Económica, Antonio Tostado.
De este modo, explica que en la temporada estival el número de usuarios de estos servicios creció un 5% pero ahora ya se puede hablar de un aumento anual de un 27% en los almuerzos y hasta un 48% en las cenas, lo que constituye el mayor incremento de comensales desde el año 2013.
Tostado recordó que con las obras se produjeron bajas en el comedor, ya que se repartieron bolsas, pero pese a haber más plazas desde agosto, la subida continúa. La propia institución elaboró, a través de su trabajadora social, su análisis y detectó un aumento de nuevos usuarios que responde al modelo de persona española –no son de Ferrol ni extranjeros– en tránsito, es decir, no acuden por una causa puntual sino que es gente de paso.
La media ha subido, de este modo, hasta alcanzar los 115 usuarios, aunque en días clave –los sábados el número de personas que acude a la Cocina Económica es superior– se llegó hasta las 133 personas y, recuerda el presidente de esta institución, “la máxima cifra que llegamos a atender, que fue en el año 2013, fue de 156 usuarios”.
Otro aspecto que ha cambiado en los últimos meses es el número de personas que acuden a las cenas, cuando antes era mucho más valorada la opción de la comida. Los fines de semanas y festivos también suben los usuarios, ya que los menú son más especiales y las cenas se entregan en bolsa para llevar a casa.
Tostado lamenta la situación e indica que “es una pena porque desde 2013 siempre había habido una baja continua pero nunca volvimos a situaciones de antes de la crisis”.
De todos modos, la Cocina Económica cuenta con recursos suficientes para esta atención creciente, por el momento, contando con la misma plantilla aunque siempre se hace un llamamiento al voluntariado y, sobre todo, a los socios, por la necesidad de un relevo generacional.l

Comentarios