• Martes, 25 de Septiembre de 2018

Benestar admite que este es el mejor año de funcionamiento de los campamentos de verano

La encargada de Benestar Social e Igualdade del Concello de Ferrol, Saínza Ruíz, visitó en la mañana de ayer dos de los campamentos urbanos que forman parte de esta edición del “Peque-Educa Verán”.

Benestar admite que este es el mejor año de funcionamiento de los campamentos de verano
La concejala Saínza Ruiz durante su visita a la ludoteca de la Plaza de España | Daniel Alexandre
La concejala Saínza Ruiz durante su visita a la ludoteca de la Plaza de España | Daniel Alexandre

La encargada de Benestar Social e Igualdade del Concello de Ferrol, Saínza Ruíz, visitó en la mañana de ayer dos de los campamentos urbanos que forman parte de esta edición del “Peque-Educa Verán”.
Durante su visita la concejala observó como los pequeños realizaban una actividad de debate y les preguntó sobre aquello que más les gustaba de la experiencia ‘Peque-Educa’. Después los niños y niñas realizaron una pequeña y curiosa entrevista a Saínza. Uno de los pequeños incluso, a petición de sus compañeros, se atrevió a cantarle la canción que representó a España en la pasada edición de Eurovisión.
Estos campamentos, organizados por la concejalía de Igualdade, se iniciaron la pasada semana. Son totalmente gratuitos y estan destinados a niños, empadronados en el municipio, de una edad comprendida entre los tres y los 13 años. Tienen una duración de 15 días, como mínimo o un mes, como máximo. Se desarrollan de lunes a viernes (no festivos) de 8:30 a 14:30.
Este año 409 menores consiguieron plaza en alguna de las quincenas ofertadas para los meses de julio y agosto. La demanda fue muy superior para este primer mes de verano.
Más facilidades para conciliar
Los campamentos incrementaron de manera sensible el número de plazas ofertadas, pero también el de localizaciones, en entornos urbanos y rurales. Esto pretende dar más oportunidades a un mayor número de familias sin olvidarse de ningún barrio o parroquia.
De este modo a los habituales nueve espacios de Covas, Esmelle, Serantes, Santa Mariña, Plaza de España, Inferniño y Casa da Xuventude; se suman, por primera vez, Caranza y Canido.
La concejala apuntó que debido a esta diversificación por barrios y ampliación de las plazas, este es el año en el que mejor estaba funcionando el programa desde que ella lo conocía. “Eu creo que é moito máis bonita a experiencia cando é un grupo controlado de 40 nenos e nenas e non cando metes a 110 nenos nun mesmo espacio. Ademáis desta maneira facilítase aos pais e nais que poidan escoller un barrio ou outro en base á proximidade do traballo e tamén favorecemos moito máis a inclusión do propio barrio da infancia e a xuventude que é polo que queremos apostar” señaló Saínza.
Además, este año también por primera vez se hizo una adjudicación abierta de las plazas con unos criterios de prioridad en base a facilitar la conciliación. “Se priorizou á xente traballadora, sobre todo ás familias monoparentais, porque se entende que neste periodo é no que máis dificultades ten para coordinar ós horarios. Tamén ás persoas que están nun programa de integración e inclusión cara ó emprego que teñen que acudir a esa formación”, destacó la edil.
Educando en igualdad
Otra de las novedades fue la adjudicación de la empresa encargada de coordinar los campamentos mediante un pliego público.
En él, además de los requisitos del ratio de monitores, el Concello exigió que la programación incluyese actividades que apostasen profundamente por la educación en igualdad, la interculturalidad y el conocimiento de la ciudad. Serviplus, como ganadora de este concurso público, está cumpliendo con estas peticiones realizadas por el Concello. l