jueves 29/10/20

La Banda municipal exige al Concello que regularice ya su situación como personal laboral

Los miembros de la agrupación, que llevan desde enero sin cobrar, instan a que se cumpla la sentencia de 2019 “a la mayor brevedad”
Auditorio Municipal de Ferrol. Concierto de la Banda Ferrolá
Imagen de archivo de uno de los conciertos de la banda en el Auditorio | E.C.

Preocupados, sin noticias por parte del Concello y con una sensación de incertidumbre y de desprecio. Así se encuentran los 33 miembros de la Banda Ferrolá de Música a los que una sentencia judicial reconoció a finales del pasado año como “personal laboral indefinido no fijo” de la administración local –desde la fundación de la agrupación hace veinte años se les consideraba como becarios– y que el gobierno ferrolano sigue sin ejecutar.

Llevan nueve meses sin cobrar –las cuantías mensuales oscilan entre los 180 y 254 euros en función de la categoría– y desde marzo, justo antes del inicio del estado de alarma, sin actuar.

“Nosotros lo único que pedimos es que se cumpla la sentencia, que se regularice nuestra situación como personal laboral, dar cuenta de nuestras cotizaciones a la Seguridad Social, que se pague lo que se nos debe y que nos digan en qué condiciones vamos a seguir trabajando”, comentaba ayer Bernabé Simes, representante de los músicos.

Les duele especialmente que el concejal de Cultura, Antonio Golpe, no haya accedido hasta el momento a la reunión solicitada. La situación roza ya la desesperación, por lo que no descartan recurrir de nuevo a los tribunales, como ya hicieron el pasado año para denunciar su condición como becarios después de tantos años tocando en la banda.

Simes quiso aclarar que “esto no es un problema personal con Antonio Golpe ni con el gobierno actual, porque la situación de la banda y la condición de becarios de sus integrantes se fue prolongando a lo largo de los diferentes mandatos. Pero ya se nos agotó la paciencia”, manifiesta.

Sobre todo, puntualiza, porque la agrupación siempre ha cumplido con su parte, con conciertos y actuaciones que además son muy valorados por el público. “En el ciclo de invierno que se puso en marcha con Suso Basterrechea como concejal, con recitales un domingo al mes en el Auditorio, llegó a haber una media de entre 450 y 500 espectadores, llegando incluso en alguna cita concreta a los 700”. La Banda Ferrolá de Música “es la única agrupación cultural que tiene el Ayuntamiento; es un recurso cultural muy importante y un orgullo para la ciudad”, subraya Simes.

La solución al problema actual es, para el músico, muy fácil: “que se cumpla la sentencia, darnos de alta como trabajadores del Concello y que nos den de alta en la Seguridad Social. Queremos saber cuándo vamos a poder volver a tocar”.

Recordó que el pleno de la corporación aprobó ya dos mociones presentadas por el Partido Popular y por Ferrol en Común con la finalidad de abonar a los integrantes de la banda el salario que les corresponde desde enero.

Desde el Concello de Ferrol informaron ayer que se está trabajando en buscar la mejor manera de regularizar la situación atendiendo a la seguridad jurídica y al cumplimiento de la normativa y legislación vigente. Recordaron en todo caso que la problemática existe desde que se creó la banda y que en la actualidad se está buscando la mejor solución administrativa. l

Comentarios