domingo 29.03.2020

La ayuda en el hogar aumenta en 87 usuarios en los presupuestos

El documento inicial recoge también la puesta en marcha de un piso tutelado para cinco personas sin techo
El nuevo contrato para ayuda en el hogar deberá pasar por el pleno | j.m.
El nuevo contrato para ayuda en el hogar deberá pasar por el pleno | j.m.

El borrador de presupuestos para 2020 presentado el viernes por el gobierno de Ángel Mato recoge incrementos en el área de Benestar Social que repercutirán en el número de personas atendidas por el servicio de ayuda en el hogar. La memoria del documento incluye un millón de euros más en el área de dependencia, lo que permitirá atender todas las horas concedidas por la Xunta e incrementar los usuarios en un mínimo de 87. El objetivo es el de cumplir con las 252.000 horas anuales concedidas por la administración autonómica –se prestan 178.200 por los límites del contrato en vigor– y sumar las 28.200 que tiene la modalidad de libre concurrencia. 

En la actualidad hay, sumando ambas, 397 personas que reciben ayuda. El servicio está en su último año de prórroga y el nuevo pliego, que unifica ambos –el de dependientes y el de libre concurrencia– pasó por comisión la pasada semana para incorporar las aportaciones de la oposición y empezar el procedimiento de contratación.

También se quieren completar las plazas en los centros de día de Esteiro y de Caranza, subiendo de las 57 actuales hasta una horquilla entre los 80 y los 85 usuarios (hay un total de 110). Además, se pretende llevar el programa Xantar na Casa a 25 personas, diez más que las que disfrutan de este servicio en la actualidad.

Además de la resolución de este contrato, se prevé gestionar pliegos para los cinco comedores sénior, el servicio de teleasistencia y el transporte hacia el hogar infantil.

Transición a la vida autónoma 
Los presupuestos incluyen una partida para poner en marcha un piso tutelado para cinco personas. Supone un complemento a los programas “Ferrol Cidade Inclusiva” y “Ferrol acolle”, de inclusión social para las personas sin hogar y receptores de la Risga.

En cuanto a los convenios con el tejido asociativo del ámbito social, se mantienen los que estaban en vigor e incluso se incrementan en algunos casos (también hay reducciones, como sucede con Érguete, el Fondo Galego de De-senvolvemento y, especialmente, con el Banco de Alimentos Balrial). Se hará especial hincapié en el trabajo con menores, sobre todo en materia de prevención de drogodependencias y de ludopatía y también en la atención a las relaciones afectivo-sexuales.

Las entidades que incrementan su convenio tienen que ver sobre todo con el ámbito de la exclusión social y las dependencias. En este apartado se incluye a la Asociación Ex Alcohólicos Ferrolterra, Cáritas, la Fundación del Santo Hospital de Caridad (gestiona el refugio de transeúntes), Asfedro, Afal y Dignidad. Además, se incorporan subvenciones para la asociación Secretariado Gitano y para la Cruz Roja y, en el ámbito de la Igualdad, se suma Alvixe al Patronato Concepción Arenal y a Almat.

Comentarios