martes 4/8/20

Aumentan las capturas de centolla por las cofradías tras el fin de la veda

El volumen de crustáceos recogidos duplica los resultados obtenidos durante noviembre de 2016

Desde el final de la veda, el día 11, hasta el final del mes, fueron capturadas más de cinco toneladas de este crustáceo.
Desde el final de la veda, el día 11, hasta el final del mes, fueron capturadas más de cinco toneladas de este crustáceo.

Las capturas de centolla se dispararon durante el mes de noviembre en la Cofradía de Pescadores y Mariscadores de Ferrol, pese a haber estado en veda hasta el día 11. El crustáceo decápodo ha logrado, de este modo, superar con una gran diferencia a algunas de las especies principales de los pósitos locales, como las almejas japonesa y rubia o el carneiro.

Durante el pasado mes de noviembre fueron capturados 5.196 kilogramos de centolla, lo que supone un aumento con respecto al mismo período de 2017 (4.239) y 2016 (2.451). Curiosamente, a lo largo de los primeros meses del año –en los que número de ejemplares por pósito es muy inferior– también se han superado las cifras de pasados ejercicios, lo que abre interesantes perspectivas comerciales de cara a la temporada navideña. En el caso de la cofradía de Barallobre los resultados son algo más relativos, dado que si bien se registraron capturas durante el primer cuatrimestre del año –en pasados ejercicios no se había dado ninguna–, el mes de noviembre presentó resultados nulos.

Pese a este gran repunte, los resultados ofrecidos por el portal Pesca de Galicia muestran que los bivalvos continúan siendo las principales especies en ambos pósitos. La almeja japonesa, variedad con mayor presencia de media en las cofradías de la ría de Ferrol, continúa manteniendo una buena posición, pese a que se ha visto desplazada durante los últimos meses. Así, el pasado noviembre se capturaron 3.289 kilogramos en la ciudad naval y 187 en el pósito fenés, situándose de este modo como la tercera y segunda especie de las entidades, respectivamente.

El carneiro, otra de las variedades de molusco más importantes de las dos cofradías, alcanzó importantes cifras durante el pasado mes, situándose una vez más como la segunda especie en volumen de capturas en el pósito ferrolano. Cabe decir que, observando la media anual, esta especie siempre se ha situado como una de las de mayor presencia en la ciudad naval, pese a que resulta interesante ver como durante los últimos períodos registrados ha logrado superar a las almejas rubia y japonesa, con un volumen de capturas generalmente mucho mayor. De esta forma, durante noviembre fueron capturados 3.433 kilogramos de la especie en Ferrol, mientras que en Barallobre no tuvo presencia.
La almeja rubia, por su parte, dominó con gran diferencia las cifras de capturas del pósito fenés, prácticamente doblando las de la variedad asiática. Este bivalvo, segundo en volumen registrado en la cofradía de Ferrol (2.729) y tercero en Barallobre (375), gozó de un ligero incremento comparado con los resultados de 2017 en el primero de los casos (2.448), pero se encuentra muy alejada de las impresionantes cifras de 2016 (12.778).
Por último, las capturas de pulpo, si bien inferiores a las registradas durante octubre, superaron ligeramente a las registradas en 2017. Esta especie, prácticamente ausente durante todo el año, parece que se está recuperando, pese a continuar con resultados muy por debajo de los obtenidos por ambos pósitos durante el último trienio. l

Comentarios