jueves 17.10.2019

Antonio Estévez | “La oferta sigue en aumento y, por lo menos, hasta 2025 va a ser muy atractiva en todos los campos”

director de la academia infórmate El funcionario en excedencia se decidió a lanzar el proyecto hace cinco años porque entendió que “había un mercado que no estaba lo suficientemente atendido”. Hoy en día forma a cientos de personas en A Coruña y el resto de sedes del grupo que hay repartidas por toda Galicia
Estévez en el aula de informática de la sede que tiene el grupo en A Coruña | javier alborés
Estévez en el aula de informática de la sede que tiene el grupo en A Coruña | javier alborés

El director de Infórmate, Antonio Estévez, tiene mucha experiencia en el campo de las oposiciones porque ya desde el 87 estuvo al frente de Cefiasa con un socio. Ahora, forma a cientos de aspirantes a funcionarios para las convocatorias vigentes y las que están por salir en A Coruña, Ferrol, Carballo, Santiago, Vigo, Lugo y Monforte. Las academias siempre está abiertas a cualquier incorporación porque no hay un curso lectivo como tal.

¿Dónde comenzó la academia?

Este nuevo proyecto empezó hace cinco años en Ferrol, continuó por A Coruña y luego ya se extendió al resto de localidades donde estamos, que son siete.

Usted es funcionario de carrera, ¿cómo decide afrontar el cambio?

Siempre estuve ligado a la enseñanza y me pareció que había un mercado que no estaba lo suficientemente atendido y es otra de las ventajas de la administración. Es un proyecto que uno inicia y si las cosas no salen como uno espera perfectamente puede volver a la administración.

¿En todas las delegaciones imparten las mismas enseñanzas?
Prácticamente sí. Trabajamos con cinco grandes administraciones que son la Administración General del Estado –incluidas la Policía Nacional y la Guardia Civil– en las competencias que no están transferidas a la Xunta; la propia Xunta, con los distintos cuerpos para los que preparamos, y después está el Sergas, con toda la parte de personal tanto sanitario como no sanitario. Esas serían comunes a todos los centros y después son más concretas las que tienen que ver con los ayuntamientos. Ahí sí nos ceñimos más a los que están en el entorno de cada centro y, también las universidades gallegas, aunque hay gente que prepara para todas. Por ejemplo, en este momento hay convocadas 45 plazas de administrativo para la Universidad de A Coruña y en Ferrol las preparan porque hay plazas allí, pero también pueden estar interesados los que están estudiando para la de Vigo porque tienen temas en común y porque luego puede haber permutas de personal.

¿Qué solicitan más en la ciudad?

Lo más relevante en este momento es que, de entrada, la gente intenta no tener un cambio de domicilio. Tienen mucho atractivo las plazas que aprobándolas no te obligan a cambiar porque hay gente que tiene niños en edad escolar, por las incertidumbres... Por eso las 45 plazas de la Universidad de A Coruña son unas que tienen muchísima competencia. El aprobar y trabajar en el campus tiene un atractivo especial.

Es decir, ¿predomina más que nunca el interés por quedarse?

Más a todas las personas que están ligadas por temas familiares, de hipotecas... A las que un cambio de domicilio les generaría mucho problema.

En paralelo al desarrollo de la crisis, da la sensación de que ha cambiado el opositor tipo...

Ha cambiado mucho el perfil, aquí tenemos alumnos desde los 16 años hasta los cincuenta y muchos. Por ejemplo, de los EREs de la banca y gente que ya ha pasado mucho por el mercado laboral y decide preparar una oposición. Existe gente que compagina un trabajo a tiempo parcial o contratos sin mucha continuidad con preparar una oposición. Por ejemplo, hay gente que se vio afectada por EREs con más de cincuenta años y que es consciente de que le va a costar mucho volver a trabajar en su sector por los recortes de plantilla y se plantea una oposición que se ajusta un poco a su formación y que tiene un número de plazas elevado.

¿No hay límites con la edad más allá de las de Policía Nacional y Guardia Civil?

En las demás no, con tal de que la persona no esté jubilada y de que tenga más de 16 años.

Aunque abarcan muchos procesos no siempre es fácil elegir. ¿Orientan a los potenciales alumnos?

Nuestra forma de trabajar es tener una primera fase de información y orientación. Aquí viene mucha gente cuya relación con las oposiciones es escuchar que se convocan plazas a alguien pero después hay que buscar aquella oposición que se adapte mejor a su formación, a sus habilidades... Va a competir con mucha gente. También hay que tener en cuenta que hay unas oposiciones con muchísima mejor proporción entre opositores y plazas que otras; por ejemplo, cuanto más grande sea la administración más puestos se convocarán. Para mí es un tema clave el decidirse por aquel proceso selectivo en el que puedas valorar que tus posibilidades aumentan. Hay muchas más posibilidades si vamos a cuerpos generales aunque el primer destino sea fuera de Galicia. Son dos años y a partir de ahí se puede concursar por un traslado.

¿Hay estudiantes que preparan más de un concurso a la vez?

Para todas las oposiciones de una misma categoría, por ejemplo, de administrativos, el 90 o el 80% del temario es el mismo. Por eso hay quien tiene más de un plan: hay que intentar rentabilizar el esfuerzo porque si suspendes un proceso selectivo qué haces con esos conocimientos. El que se abre a varios procesos siempre tiene más posibilidades.

¿Cuál es la clave para aprobar?

La clave para aprobar está en la elección del proceso con más posibilidades y la formación pero las pruebas siempre van a requerir horas de memorización.

¿Van a salir más empleos en el sector público en breve?

Venimos de una época muy mala del 2011 al 2015 pero ahora estamos al otro lado, las ofertas y convocatorias siguen en aumento y aún no hemos llegado a los mejores años. El que viene se presenta como un año que va a superar a estos últimos años, por ejemplo en el Sergas creo que van a ser muy interesantes. Por lo menos hasta 2024 o 2025 las ofertas van a ser muy atractivas en todos los campos.

Comentarios