sábado 30.05.2020

“Se ha interrumpido el proceso de baja del portaaviones ante la posibilidad de una venta”

La Armada anunció en noviembre que el portaaviones “Príncipe de Asturias” sería dado de baja. Desde entonces se ha multiplicado el interés por su futuro, que podría estar en la Flota de otro país. Una opción sería venderlo por un precio simbólico a cambio de que Navantia realizase la reforma.

el buque, entrando en la ría el 8 de febrero	luis polo
el buque, entrando en la ría el 8 de febrero luis polo

La Armada anunció en noviembre que el portaaviones “Príncipe de Asturias” sería dado de baja. Desde entonces se ha multiplicado el interés por su futuro, que podría estar en la Flota de otro país. Una opción sería venderlo por un precio simbólico a cambio de que Navantia realizase la reforma.

Se ha hablado del interés de otras Marinas por el barco. Finalmente, ¿se venderá o se continuará con el proceso de baja para el desguace?
Por el momento se ha interrumpido el proceso de desarme previo a su baja definitiva en la Armada, precisamente para conservar este emblemático buque en las mejores condiciones ante una posible venta. Aunque, como saben, hay algunos países que han mostrado su interés por él, se trata de un buque complejo y no es fácil de adquirir; exige que el país o la organización que lo quiera comprar afronte también los costes de su adaptación a los cometidos concretos que le quieran asignar. En este sentido, sé que Navantia tiene proyectos muy competitivos, y espero que finalmente tengan éxito, pero no es un asunto fácil. Por otra parte, en la situación actual, atracado en puerto y solo con una dotación de custodia, el buque tiende a deteriorarse progresivamente, por lo que no se puede mantener así indefinidamente. Es probable que en breve tengamos que tomar una decisión en uno u otro sentido.

Sobre el resto de unidades atracadas en el Arsenal para su baja, ¿hay alguna que pueda tener todavía un destino distinto al desguace?
Existen algunas entidades que han mostrado su interés por ciertos buques. Está, por ejemplo, la Fundación “Fragata Extremadura”, que está buscando activamente financiación para hacer de este buque un museo flotante en Cantabria. También han surgido ciertos contactos con un proyecto para la “Baleares”. Pero son asuntos complicados y, sobre todo, caros, por lo que a pesar de ser proyectos que la Armada apoya, en las actuales circunstancias es difícil que lleguen a concretarse.

El proyecto de museización de la fragata “Asturias” se encuentra en punto muerto. El Concello ha reconocido que no puede asumir el coste del mismo y ha planteado que otras instituciones se impliquen para poder llevarlo a cabo. ¿La Armada sigue pendiente del desarrollo de la propuesta o va a continuar con la baja para desguace?
En noviembre de 2009, el pleno de Ferrol aprobó una moción instando a Defensa a que se pusiera a disposición de la ciudad la fragata, con el objetivo de convertirla en museo flotante, La moción se remitió de forma oficial en octubre de 2010. La Armada ha solicitado al Ayuntamiento de Ferrol información complementaria para que el consistorio explique con detalle su proyecto, su plan de viabilidad económica y la certificación de la titularidad del lugar de atraque del buque, para poder iniciar posteriormente los trámites de cesión a través del Ministerio, autoridad competente en esta materia.

En enero se inauguraron las nuevas instalaciones del Archivo Naval en Capitanía. ¿Ha aumentado el número de visitantes desde entonces?
Las visitas se han incrementado en un 35% respecto al mismo período de 2012. En total, han sido 20 los investigadores atendidos en sala, de los cuales 16 corresponden a expedientes ya tramitados, y cuatro a consultas nuevas.

¿Qué cantidad de documentos se han trasladado a la nueva sede?
Se han trasladado primero los fondos de uso más habitual, lo que ha permitido mejorar la atención al investigador. La experiencia aconsejó que se comenzase por los fondos judiciales, en concreto las causas, objeto de muchas consultas por parte de los investigadores autorizados por el Tribunal Militar Cuarto en A Coruña. Hasta hoy se han ubicado en la nueva sede 1.578 cajas (225 metros lineales), que comprenden las causas entre 1910 y 1968. También se consideró prioritario el traslado de los expedientes de reclutamiento de personal de reemplazo o de tropa profesional, muy requeridos para su compulsa y la posterior expedición de certificados. Esta información es muy útil para el cómputo de cuotas a la Seguridad Social o para la demostración de antigüedad por parte del personal que presta o ha prestado sus servicios en la Armada. Hasta el momento se han trasladado a Capitanía 322 metros lineales de documentación, procedente de los centros o secciones de Reclutamiento de Defensa de las diferentes provincias que comprendía la antigua Zona Marítima del Cantábrico o de unidades de la Armada radicadas en dicha jurisdicción. En el futuro más inmediato, se prevé la llegada al palacio de los legajos relativos a las causas judiciales que aún quedan en A Graña y que comprenden el período entre 1968 y 1997.

Comentarios