jueves 09.04.2020

Sanidad admite que la falta de protección puede ser la causa del contagio de los sanitarios

La dificultad en el acceso a estos productos y su falta de disponibilidad global son algunas de las razones

Un sanitario realiza test móviles de coronavirus en un hospital de Sevilla | vidal
Un sanitario realiza test móviles de coronavirus en un hospital de Sevilla | vidal

El director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón, admitió que la escasez de equipos de protección individual (EPI) puede ser una de las causas de que España tenga una alta tasa de contagios de coronavirus entre sus sanitarios. Según las últimas cifras, 5.400 profesionales se infectaron, lo que supone el 13 por ciento del total de casos (39.673).

En rueda de prensa tras el Comité de Gestión Técnica del Coronavirus, el experto del Ministerio de Sanidad apuntó a tres causas que podrían estar implicadas en estas cifras. En primer lugar, lo achacó a los “dos o tres brotes” de coronavirus que se produjeron en hospitales al inicio de la epidemia, que tuvo “un impacto” en el número de profesionales afectados. Junto a esto, Simón también resaltó que “algunos también se han podido infectar en la comunidad”, y no durante su labor en los centros hospitalarios.

Otra de las causas, según Simón, es que el acceso a los EPI para los sanitarios “ha sufrido algunos momentos críticos en la capacidad de aportarlos”, aunque puntualizó que el acceso a estos sistemas de protección “está resultando suficiente” a nivel general, por lo que ha circunscrito su escasez a casos puntuales. En este contexto, argumentó que esta situación se puede achacar a un problema de “disponibilidad global” de estos productos, por lo que existen problemas para acceder a ellos en el mercado.

Sin embargo, los sanitarios no son los únicos profesionales que detectan falta de protección en sus puestos de trabajo. La Trisindical de Mossos d’Esquadra denunció ante la Inspección del Trabajo que los agentes no recibieron suficientes equipos de protección básica para trabajar durante la pandemia.

Por ellos, algunas empresas llevan a cabo iniciativas solidarias para nutrir de protección a estos colectivos. Es el caso de dos barcos pesqueros de Colindres (Cantanria) que donaron un centenar de trajes sobrantes de la limpieza del litoral tras el vertido del pretolero “Prestige”.

Comentarios