miércoles 25/11/20

El Gobierno ya cuenta con los apoyos para prorrogar la alarma hasta mayo

El respaldo puede llegar a una mayoría absoluta con Cs y el PP pide que dure ocho semanas
Un hombre cruza por una calle de Madrid casi desierta en la primera noche de toque de queda | ricardo rubio
Un hombre cruza por una calle de Madrid casi desierta en la primera noche de toque de queda | ricardo rubio

El Gobierno cuenta con los apoyos y abstenciones necesarios para prorrogar el nuevo estado de alarma durante seis meses, hasta mayo de 2021, ya que para que salga adelante sólo requiere una mayoría simple del Congreso y de momento sólo Vox avanzó abiertamente su voto en contra.

Los de Santiago Abascal seguirán así la tradición que iniciaron ya en la primera ola del coronavirus. De hecho, únicamente apoyaron la primera ampliación del estado de alarma de marzo.

En el “sí” se situaron ya el PNV, Nueva Canarias y los diputados del PdeCAT que, por primera vez, podrían votar distinto de sus compañeros de Junts. Así, a los 155 votos que suman el PSOE y Unidas Podemos se unirán los seis del PNV, los cuatro del PdeCAT y el de Pedro Quevedo, de NC, un total de 166 votos.

Tanto desde el PNV como desde el PdeCAT se apunta que habría que buscar alguna fórmula para que el Gobierno rinda cuentas al Congreso durante esos seis meses, aunque sin necesidad de tener que autorizar prórrogas cada 15 días, como ocurrió entre marzo y junio.

Cs no dio aún un “sí” definitivo, pero mostró su disposición a apoyar al Gobierno, como hizo desde el inicio de la pandemia. Su líder, Inés Arrimadas, considera “excesiva” una prórroga de seis meses y quiere negociar una rebaja. 

Además, Ciudadanos quiere que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, comparezca periódicamente en el Congreso para dar cuenta de la evolución de la pandemia, una reclamación que también comparte el PNV. 

Las exigencias del PP para su eventual apoyo son más duras. Su presidente, Pablo Casado, condicionó su apoyo al estado de alarma a que no dure más de ocho semanas y a que se apruebe antes de fin de año un marco legal a través de una modificación de la Ley Orgánica de medidas especiales en materia de Salud Pública.

Desde Más País, consideran necesaria la alarma, pero están barajando la posibilidad de presentar enmiendas, igual que sus compañeros de grupo del BNG. Su líder Ana Pontón BNG ya avanzó enmiendas para “acotar mejor” su duración y que no se establezca un “estado de alarma preventivo” sin “control parlamentario”.

Más críticos se mostraron ERC y Junts. La portavoz de ERC, Marta Vilalta, cree que el decreto se queda corto en las competencias que da a la Generalitat y que es “abusivo alargarlo tantos meses”, por lo que aboga también por un control parlamentario periódico.

La vicepresidenta de Junts, Elsa Artadi, considera “decepcionante e insuficiente” el decreto aprobado por el Gobierno. “No haremos una adhesión a ciegas”, avisó, sin aclarar qué votarán.

Tampoco lo hicieron Teruel Existe y el PRC, mientras la CUP anunció que presentarán enmiendas con el fin de conseguir que se destinen los máximos recursos del ámbito privado. Sin embargo, UPN ya anticipó que no apoyarán la prórroga.

Comentarios