jueves 09.04.2020

Defensa confirma el hallazgo de muertos en los centros de mayores

El Jefe de Estado Mayor rechaza concretar datos a causa de la investigación de la Fiscalía

Personal sanitario entra en un residencia | efe
Personal sanitario entra en un residencia | efe

El Jefe de Estado Mayor de la Defensa (Jemad), el general Miguel Ángel Villarroya, confirmó ayer que los militares encontró fallecidos al entrar en algunas residencias de mayores para proceder a su desinfección. Sin embargo, evitó detallar cuántos casos o dónde ha sucedido alegando que la investigación se encuentra en manos de la Fiscalía.

“Ha habido unos casos, no sé las razones, pero tengo que confirmar que eso es cierto, se han encontrado personas fallecidas en algunas residencias”, reconoció el Jemad en la rueda de prensa ofrecida en el Palacio de la Moncloa.

En malas condiciones

En cuanto a los detalles sobre lo sucedido, el general se remitió a la investigación abierta por la Fiscalía General del Estado, que informó este lunes de la apertura de diligencias sobre el hallazgo por parte del Ejército de cadáveres en residencias de ancianos, en las que se encontraban otras personas en “situaciones extremas y malas condiciones de salubridad” para determinar la gravedad de los hechos y su posible relevancia penal.

Los miembros de las Fuerzas Armadas hicieron estos hallazgos cuando entraron en algunas residencias de mayores para proceder a su desinfección dentro de la operación “Balmis” de lucha contra el coronavirus que están desarrollando los militares por todo el país.

En concreto, el general Villarroya detalló que ayer estaba previsto realizar estas actuaciones en un total de 92 residencias, aunque podrían ser más. Este lunes el número previsto era de 130 residencias y finalmente se procedió a la desinfección de 179.

En cualquier caso, el Jemad quiso expresar su “mayor reconocimiento y agradecimiento” a todas las personas que trabajan en estas residencias de mayores. Y apuntó que España cuenta con un completo sistema de gestión de estos servicios, por lo que las Fuerzas Armadas pueden colaborar “en un cometido muy concreto” pero no pueden “susttuir un sistema que funciona bien”.

Ampliación de funciones

Al margen de las residencias, las Fuerzas Armadas ampliaron ayer sus funciones a un total de 135 localidades con unos 2.680 efectivos dedicados por completos a las tareas de prevención para la propagación del virus.

Entre otras tareas, continuarán con la desinfección en numerosas instalaciones de servicios de infraestructuras críticas esenciales, como las estaciones de ferrocarril de Bilbao, San Sebastián, Vitoria y Sevilla; o los puertos de Valencia y Castellón.

También habrá militares efectuando el apoyo al traslado para el apoyo de pacientes moderados entre hospitales y hoteles medicalizados en Madrid, el montaje de tiendas modulares para el triaje de pacientes en el Hospital Ramón y Cajal y apoyo de transporte aéreo de material sanitario para Ceuta y Melilla, Las Palmas de Gran Canaria y Tenerife.

Las Fuerzas Armadas aportarán dos ambulancias en la provincia de Zaragoza y una en la de León y apoyarán con la distribución de comida a colectivos desfavorecidos en la localidad de Cartagena, en Murcia.

Además, continúan implicados en las labores de seguridad de las centrales nucleares de Almaraz, Cofrentes y Trillo o dando apoyo a la autoridad portuaria en Sevilla.

Comentarios