miércoles 12/8/20

El Valdetires entra en su semana clave

El cuadro ferrolano ultima los preparativos para el primer duelo del play-off de ascenso que lo medirá el sábado a O Fisgón
El Valdetires regresó a los entrenamientos a mediados de junio | Daniel Alexandre
El Valdetires regresó a los entrenamientos a mediados de junio | Daniel Alexandre

El Valdetires Ferrol está en plena cuenta atrás. El sábado, a las 17.45 horas, en el pabellón de Elviña, se medirá a O Fisgón en el primer partido del play-off de ascenso a la máxima categoría del fútbol sala femenino nacional. Será un duelo a cara o cruz, pues el ganador se verá las caras con el Viaxes Amarelle en el choque que decidirá, una semana después, quién accede a la elite; mientras que el perdedor se quedará sin premio alguno.

Una promoción exprés que se dirimirá bajo unas condiciones muy particulares y a la que los protagonistas llegan también tras un periodo totalmente anómalo. Y es que, si ya no es muy habitual trabajar varias semanas pensando solo en un único encuentro, mucho menos lo es hacerlo tras más de tres meses paradas.

Ese ha sido el condicionante principal al que se ha enfrentado el técnico Diego Pardo a la hora de planificar esta especie de “pretemporada”. Un periodo de preparación que ha pasado por distintas fases. La primera, de readaptación física, tratando de que las jugadoras recuperasen un buen tono tras el prolongado parón pero, sobre todo, haciendo especial  hincapié en la prevención de lesiones.
Después llegó el turno del “reacondicionamiento” futbolístico, encaminado a que las jugadoras recuperasen los conceptos técnicos y tácticos que estaban manejando antes del confinamiento. Una etapa para volver a asimilar automatismos del juego, para lo que su técnico reconoce que “tuve que esquematizar y resumir todo porque después de tanto tiempo hay que hacer que las jugadoras vuelvan a pensar en estrategia, en cómo atacar, cómo defender... He tenido que facilitárselo lo más posible”.

Todo para, finalmente, encarar esta semana, como cualquier otra semana de trabajo en una temporada normal, con la vista puesta solo en su adversario, O Fisgón. Un choque para el que Diego Pardo ve a sus jugadoras muy animadas aunque advierte que, en términos globales, el equipo no está al mismo nivel que había alcanzado cuando la competición se suspendió.

Ritmo
“Es imposible alcanzar ese nivel. Estábamos muy bien. Ahora no estamos mal, pero no igual que entonces”, lamenta el técnico que hace especial hincapié en el aspecto físico y en el trabajo que han podido desarrollar estas semanas. Desgraciadamente, por motivos laborales, ha tenido que prescindir en muchas sesiones de jugadoras importantes como Erika o Lidia, “así que aunque físicamente no estamos mal y las que han estado trabajaron a buen ritmo, podríamos estar mejor”.

Una de las grandes carencias en estas semanas ha sido la imposibilidad de disputar ningún partido de preparación, lo que ha impedido que “cojamos ritmo de competición, porque es complicado hacerlo cuando no te enfrentas a nadie”, así que, como sus rivales, irán un poco “a ciegas” a este choque.

Un partido en el que tiene claro que la clave será estar muy concentradas. Así se lo ha hecho saber a sus futbolistas y en ello insistirá en estas jornadas, porque “no podemos cometer errores propios, perder un balón por querer jugarla o no hacer un buen despeje... No puede haber fallos” pues, sin duda, tal y como están las cosas y con las peculiaridades que rodean el partido, el equipo que sea capaz de adelantarse tendrá mucho terreno avanzado: “Hay que ganar, aunque sea 1-0”, resume el preparador del cuadro ferrolano.

De cara al choque, la plantilla, como ya hizo antes de iniciar los entrenamientos, se sometió ayer a análisis CPR para descartar que alguno de sus miembros esté aquejada de Covid-19.

Comentarios