Miércoles 21.11.2018

Sara Guerrero, adiós precipitado en Australia

Solo trescientos metros le faltaban a Sara Guerrero para completar el recorrido de ciclismo en el Mundial sub 23 de triatlón que ayer se disputó en Gold Coast cuando la triatleta que lideraba la carrera y a la postre vencedora de la misma, Taylor Knibb, le daba alcance.

Sara Guerrero, en una competición internacional
Sara Guerrero, en una competición internacional

Solo trescientos metros le faltaban a Sara Guerrero para completar el recorrido de ciclismo en el Mundial sub 23 de triatlón que ayer se disputó en Gold Coast cuando la triatleta que lideraba la carrera y a la postre vencedora de la misma, Taylor Knibb, le daba alcance. Un lance que suponía la eliminación automática de la deportista del TriNáutico Narón, en una prueba que le dejó un sabor agridulce.
Desde que hace unas semanas participó en una concentración en altura con la selección nacional, la joven naronesa reconoce que no volvió a sentirse bien del todo o, al menos, al nivel que llegó a estar en algunos momentos de la temporada. Unas sensaciones que se hicieron palpables ya en el sector de natación, en el que tenía puestas muchas esperanzas. A pesar de no estar bien, Sara Guerrero lo superó con un registro de 19:38 saliendo del agua en un grupo intermedio junto con el resto de integrantes del combinado nacional: Marta Sánchez y Cecilia Santamaría.

Eliminación
Pero, a partir de ahí cada vez se notó más incómoda y ello le hizo perder tiempo progresivamente. A pesar de que el circuito ciclista contaba con grandes rentas, también tenía zonas en las que el trazado resultaba más técnico y ello tampoco favoreció a Sara Guerrero. La de Ferrolterra se fue descolgando mientras que, por detrás, la estadounidense Knibb volaba para darle tiempo a la carrera. La americana fue recortando distancias y doblando adversarias hasta que, a trescientos metros de la transición, dio alcance también al grupo de Sara Guerrero, lo que la dejó automáticamente eliminada de la carrera. 
“Estoy un poco triste”, lamentaba la triatleta naronesa apenas unas horas después de que concluyera la prueba. “Desde que bajamos de la concentración en altura me siento sin fuerzas. Al menos me queda la satisfacción de que di todo lo que tenía", se reafirmaba Guerrero, para quien este Mundial fue todo un premio. l

Comentarios