jueves 14.11.2019

El Racing recupera su escenario

El equipo ferrolano encara su regreso a Segunda B con la intención de consolidarse en la categoría pero sin renunciar a nada
O Parrulo espera vivir una temporada mucho más tranquila que la pasada  | jorge meis
O Parrulo espera vivir una temporada mucho más tranquila que la pasada | jorge meis

El Racing vuelve a su escenario natural. Al menos, al que ha pisado en 26 de las 43 últimas temporadas –al margen de contadas excepcciones en Segunda y Tercera–. Después del ascenso a Segunda B logrado, a la primera, la pasada campaña, el cuadro verde pretende emplear este ejercicio para consolidarse en la categoría de bronce nacional... pero sin renunciar a llegar lo más arriba posible. Es el objetivo con el que hace frente, a partir de mañana, a un campeonato que parece más exigente que nunca por los rivales que tendrá.

La presencia de cuatro de los 16 equipos que la pasada temporada jugaron la fase de ascenso a Segunda –el Atlético Baleares, campeón del grupo 3; el Melilla, segundo en el 4; y los filiales de Atlético de Madrid y Real Madrid, tercero y cuarto en el 1– habla de la dificultad de un grupo que, además, este ejercicio tiene otra dificultad en los casi 26.000 kilómetros que tendrá que recorrer el Racing por el cambio en la distribución de los grupos. Porque, junto a los equipos gallegos, asturianos, madrileños y los no peninsulares –baleares, canario y Melilla– darán forma al grupo 1, más hetereogéneo que nunca.

Continuidad
La continuidad del bloque de la pasada temporada –siguen quince de los 17 jugadores que formaban parte de la plantilla que alcanzó el ascenso– es la principal arma que esgrime el Racing en su retorno a la categoría de bronce. La pasada campaña le sirvió al equipo ferrolano para perfeccionar un modelo de juego que lo ha convertido en una escuadra reconocible, tanto a nivel ofensivo como, sobre todo, en el aspecto defensivo. Así que las cinco incorporaciones realizadas –algunas de ellas, caso de Álex López, con una gran carga sentimental– llegan con la intención de dar un salto de calidad a la escuadra, que en no mucho tiempo pretende ascender a las categorías profesionales del fútbol español.

Al frente todos ellos, Emilio Larraz seguirá al timón de la nave. A base de trabajo, el preparador zaragozano se ha convertido en uno de los referentes del cuadro verde, haciendo de la escuadra de la ciudad naval una formación reconocible allá por donde vaya. Además, el ascenso de la temporada pasada parece haber animado a la afición racinguista a apoyar a su escuadra de cara a una temporada que se prevé tan emocionante como exigente.

Comentarios