​Óscar Vigo: “Daremos el 200% para ofrecerle a la afición la permanencia”

Óscar Vigo ha entrenado a equipos de O Parrulo de todas las categorías | d. alexandre

Entrenador de O Parrulo


Un punto ante el Peñíscola este sábado –18.30 horas, A Malata– le dará a O Parrulo la salvación sin necesidad de depender de otros resultados que, en una carambola poco menos que imposible, podrían llevar al conjunto ferrolano a Segunda B. Pese a ser una opción remota, el técnico Óscar Vigo –Narón, 1975– no se fía, pues en esta temporada se ha demostrado que si algo puede salir mal, saldrá mal.


¿Temen que los últimos 40 segundos del partido ante El Ejido les puedan pasar factura en la última jornada?

La derrota del sábado en los últimos segundos nos hizo volver mentalmente hundidos, sobre todo porque fuimos mejores. Siempre estuvimos por encima en el marcador, salvo los últimos 40 segundos, e incluso en juego creo que fuimos muy superiores. Sabíamos que podíamos cerrar la temporada y tener matemáticamente la salvación, pero se ha aplazado a la última jornada.


El equipo ha sufrido múltiples contratiempos: confinamientos, lesiones, suspensiones... Incluso el empate del partido entre Antequera y Leganés, que abrió un abanico de triples y cuádruples empates que en algunos casos no les beneficia. ¿Contemplan la posibilidad de que se produzca esa carambola?

Sí, a nivel interno lo hablamos. Tanto con el resultado en Antequera como todo lo que sucedió anteriormente, nos ha pasado de todo. Este equipo llegó a estar en la tercera posición y a partir de ahí empezaron los confinamientos, creo que fueron cuatro, y eso para un deportista de elite es una locura. En nuestra planificación teníamos claro que debíamos lograr un equilibrio entre jugadores importantes con trayectoria en la categoría y jugadores jóvenes, puesto que el club prioriza la seriedad en la gestión de sus recursos económicos y no podíamos hacer una planificación diferente para un proyecto más ambicioso. Y, para poder desarrollar esa planificación, era fundamental que la gente importante del equipo no se lesionara; pues bien, los cinco jugadores se lesionaron... Es una locura. Los jóvenes tienen proyección y estoy convencido de que van a ser jugadores profesionales, pero no era el momento de que asumieran esa responsabilidad con un equipo en descenso en una categoría tan fuerte como Segunda. Sí les dio una madurez extra este año, pero el equipo como tal dejó de ser tan competitivo. A esto se suman las lesiones, como la de Santi Valladares, que lo perdimos por el resto del año, o Adri, que tuvo que pasar por quirófano y lo perdimos casi tres meses. Todo se complica, pero nosotros estamos trabajando para sumar los tres puntos el sábado porque realmente, si pensamos en lo que puede pasar... El otro día le decía al director deportivo que no quería volver a escuchar nunca más eso de “malo será”, porque desde agosto fue malo.


El equipo está ahora en su mejor momento. Sin tanto infortunio durante el año, ¿habría podido luchar por más?

Sí, estoy convencido del potencial de mis jugadores, pero a cualquier equipo del mundo, si le quitas a sus jugadores con más minutaje, no puede ser competitivo, es imposible. En este último tramo estamos entre los mejores equipos, pero eso es consecuencia de que este último mes y medio ha sido el único mes y medio de la temporada en el que hemos podido trabajar –con la excepción de Santi, que es un jugador importantísimo– con la plantilla al completo. Es decir, con el trabajo de la plantilla al completo, el equipo vuelve a ser competitivo. El potencial de estos jugadores es inmenso, su compromiso, su solidaridad...


¿Cómo se le puede hacer daño a un equipo del potencial del Peñíscola, candidato al ascenso?

En estas últimas jornadas, mis jugadores compitieron con equipos que van a pelear por ese objetivo, y les ganaron. A El Ejido no le ganamos, pero fuimos competitivos y por delante hasta que empataron a falta de 40 segundos. Es decir, no nos supone ningún problema preparar un partido contra el segundo y competirlo para tratar de lograr los tres puntos. Esa es la mentalidad que tenemos y así vamos a salir el sábado ante nuestra afición para darle la alegría que merece porque es la mejor afición de España.


¿Qué significa para un entrenador de la casa encontrar siempre tanto apoyo, tanta afluencia, en A Malata?

Salgo de los partidos emocionado con lo que nos empujan, con lo que nos ayudan. La de Ferrol no es solo una afición que anima y empuja, sino también que entiende el juego, entiende el fútbol sala. No hace falta decir cuál es la problemática del equipo que le ha impedido ser competitivo en varias fases del campeonato porque esta afición es sabia. Todos los entrenadores sufren cuando pierden, a nadie le gusta, pero cuando uno es de casa, todo se multiplica. He pasado por todas las categorías de la escuela, así que imagínate cómo me puedo sentir, ya no durante los partidos, sino al entrar y salir del pabellón todos los días... Siempre hay gente que se acerca y te anima.


No tiene dudas de que el sábado se va a llenar A Malata.

No, ninguna. De A Malata no tengo ninguna duda y la afición sabe también que vamos a estar al 100% de nuestra capacidad de trabajo durante esta semana, identificando fortalezas y debilidades del rival, y que no tengan ninguna duda del compromiso de mis jugadores y del staff, porque vamos a estar al 200% para ofrecerles a ellos, porque se lo merecen, la alegría de que para el año el equipo siga en la categoría y confiar en que haya un proyecto más ambicioso.

​Óscar Vigo: “Daremos el 200% para ofrecerle a la afición la permanencia”

Te puede interesar