lll

Recibe cada mañana las últimas noticias. REGISTRARME

Recibe las noticias desde Telegram. ÚNETE

Las lesiones frenan el crecimiento naronés

Balonmano | Los más jóvenes balonmanistas debutaron en a Casqueira

Las jugadoras del Balonmano Narón hicieron frente a un completo fin de semana con un desplazamiento a tierras viguesas en el que las de Alejandro Basoa dirimieron un duelo el viernes ante el Cangas y otro el domingo contra el Samertolameu de Meira –modificando incluso turnos laborales para poder disputar estos duelos, en un momento en el que una plaga de lesiones afecta al equipo–.


Un apretado calendario que las naronesas aprovecharon para llevar a cabo una jornada de convivencia en Vigo. Su programa de competición se inició ante las canguesas –segundas–, entrando en liza en O Gatañal con las ganas por jugar en esta histórica pista. Si bien, y a pesar de la buena actitud visitante, la falta de efectivos hizo que el mayor potencial y profundidad de banquillo local fuese poniendo tierra de por medio hasta el 43-17. Descansando el sábado, el domingo las naronesas visitaron en O Rosal al Samertolameu, en un duelo que siguió un tanto el guion del partido anterior.


Las naronesas entraron a la pista plantando cara a las cuartas clasificadas, si bien el cansancio y la falta de rotaciones, junto con el nivel del rival, impidieron a las de Basoa un mejor resultado (44-18).


Por su parte, el Dispesan Café Pontedeume, en Primera masculina, midió fuerzas el viernes con el Porriño, candidato al ascenso (26-29). Un duelo que siguió la tónica de citas anteriores, con los eumeses jugando un buen partido pero errando en momentos clave.


En Segunda masculina, el Narón sufrió más de lo esperado ante el Arteixo, penúltimo clasificado (30-32). Tras dos semanas de trabajo un tanto alterado por circunstancias ajenas, los herculinos aprovecharon esta falta de rodaje poniéndose cuatro arriba en la primera parte. Un cambio de defensa “despertó” a los naroneses que le dieron la vuelta al marcador, pudiendo mantener así su condición de invicto. 

Las lesiones frenan el crecimiento naronés

Te puede interesar