miércoles 25/11/20

Larraz mantiene la confianza

El preparador del Racing confía en su plantilla y en el trabajo diario que realiza para ir a más en el campeonato liguero, comenzando mañana frente al Celta B
Emilio Larraz, durante el partido del pasado domingo en A Malata frente al Pontevedra  | jorge meis
Emilio Larraz, durante el partido del pasado domingo en A Malata frente al Pontevedra | jorge meis

La derrota sufrida ante el Pontevedra en la primera jornada del campeonato liguero no rebaja la ilusión que tiene Emilio Larraz para esta temporada. El preparador zaragozano, de hecho, insiste en su confianza de que “tenemos un buen equipo para la categoría”. Si a eso se le une el trabajo que la plantilla está realizando –“el grupo está poniendo todo el interés en cada sesión de entrenamiento”, expone–, el resultado es que “las cosas siempre salen. A eso es lo que me agarro”.

A pesar del escaso margen de error que da un campeonato cuya primera fase –la que determina si un equipo sigue luchando por el ascenso o no– solo dura 18 jornadas, el entrenador descarta que una derrota contra el Celta B comprometa las aspiraciones racinguistas. “En primer lugar, pienso que vamos a ganar. Y, además, no hay que pensar siempre en la peor opción”, dice un Larraz que apela a su trayectoria para recordar que “mis equipos han encontrado el camino siempre y estoy convencido de que lo vamos a volver a hacer”. 

Fortaleza
Para ello, el equipo ferrolano deberá mejorar sus registros en cuanto a goles encajados, ya que ha recibido seis en los dos encuentros oficiales disputados. “Y esos números son muy malos”, reconoce el entrenador racinguista. Sin embargo, Larraz explica que “estamos preparados para ser un equipo sólido y tenemos la seguridad de que no es un tema estructural de debilidad. Esta es una escuadra que puede ser tremendamente sólida... y con el tiempo lo será”. 

Con respecto al rival, el único filial que hay esta temporada en el subgrupo del que forma parte el Racing, Larraz recuerda que “estos equipos son muy difíciles y muy ‘imprevisibles’, porque son capaces de hacer grandes partidos y de no estar tan acertados otro día, porque dependen mucho del talento”. Del Celta B, además, el técnico recuerda que “es una escuadra con mucha velocidad, sobre todo arriba y por las bandas y que se sienten más cómodo con el balón que sin él. Esta temporada han fichado a algunos jugadores que les dan fuerza física y centímetros para, así, mantenerse en la categoría de una manera más o menos cómoda”.

Comentarios