• Sábado, 20 de Octubre de 2018

Jacobo se marcha de O Parrulo

Ayer no fue un día cualquiera en Parrulo, fue uno especial, porque su capitán, Jacobo Lamas, comunicó su marcha del conjunto departamental para asumir nuevos retos.

Jacobo se marcha de O Parrulo

Ayer no fue un día cualquiera en Parrulo, fue uno especial, porque su capitán, Jacobo Lamas, comunicó su marcha del conjunto departamental para asumir nuevos retos.
El jugador compareció en una rueda de prensa, acompañado del presidente del club, Julio Martínez, y muchos de los que han sido sus compañeros de la plantilla, del cuerpo técnico y de la junta directiva, porque la ocasión requería que estuviese bien arropado, por lo que mucho que le ha dado a la entidad.

El máximo mandatario del club fue el primero en tomar la palabra y comentaba que “Jacobo es un jugador emblemático, carismático y que lleva casi toda la vida con nosotros. Siempre dando la cara y trabajando por este club, sumando y anteponiendo los intereses generales a los suyos particulares. Quiero darle las gracias y decirle que las puertas del club siempre estarán abiertas”.
Además, Julio Martínez añadía que “es un agradecimiento por todos estos años y el club estará para apoyarle en todo lo que necesite. Le hemos ofrecido seguir con nosotros en otro puesto, pero él quiere seguir jugando. Está claro que siempre hay un punto final, pero en este caso será un punto y aparte, porque espero que pronto vuelva”.
Por su parte, el jugador también tomaba la palabra y señalaba que “dejo de jugar en O Parrulo y es una decisión complicada después de doce años. El club me lo dio todo y yo también intenté darlo todo”.


También seguía diciendo que “viví un ascenso a Segunda y otro a Primera, una Copa Xunta y una Copa Diputación. Estoy contento y triste a la vez, agradecido al presidente que siempre me apoyó, tanto en los buenos momentos, como en los malos”.
Jacobo quería agradecer “a todos los compañeros que he tenido en todos estos años, y no quiero nombrar a nadie, porque me olvidaría de muchos, a los entrenadores, a los directivos. Espero que no os haya fallado nunca y que sepáis que me llevo muchos amigos”.
El jugador seguía con los agradecimientos y comentaba que “a mi padre, que siempre estuvo ahí y cada quince días estaba viéndome en A Malata. Cómo no, a la afición de O Parrulo, que siempre me mostró su cariño y que no tengo duda que es la mejor de todas las de España”.
Jacobo quería seguir jugando en O Parrulo, pero las circunstancias le llevan a buscar otro destino, con el fin de gozar de más minutos de los que dispondría en el conjunto departamental.
Por ello, al preguntársele si estaba dispuesto a cumplir los deseos del presidente de que se integrase en el club en otro puesto, el jugador señalaba que “por el momento no he tomado una decisión, aunque me gustaría seguir jugando un año más y es lo que voy a intentar”.

Decisión
Jacobo cumplió muy bien con el equipo ferrolano la pasada temporada hasta el final de la primera vuelta pero, a partir de ese momento, dejó de tener protagonismo en el equipo, con muchos menos minutos, lo que le llevó a pensar que era el momento a poner punto final a su larga etapa como integrante de la escuadra departamental y buscar otra experiencia para seguir jugando antes de colgar las botas.
Al igual que en otras campañas recibió ofertas de varios equipos y decidió quedarse, en estos momentos, considera que lo mejor para todos es competir con otra camiseta.
Burela puede ser el destino de Jacobo para la próxima campaña, porque está cerca de casa y le permitiría vivir un proyecto de un conjunto que buscará el ascenso a la máxima categoría.
Pero esa no es la única llamada que ha recibido el futbolista ferrolano, ya que otra formación de Primera División le quiere en sus filas, aunque la distancia puede llevar a que deseche esa opción. 
En los próximos días tomará una decisión uno de los jugadores más queridos en el fútbol sala de la comarca.